Economía/Finanzas.- El rescate de Northern Rock costará 2.500 millones al contribuyente británico

Actualizado 18/05/2012 16:16:24 CET

LONDRES, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El rescate del banco Northern Rock, nacionalizado en febrero de 2008, podría suponer pérdidas netas de 2.000 millones de libras esterlinas (2.500 millones de euros) para las arcas públicas, según concluye un informe elaborado por la Oficina Nacional de Auditoría de Reino Unido, que advierte de que la recuperación de los fondos invertidos se prolongará a lo largo de los años y estará expuesta a los riesgos relativos al cambio de las condiciones económicas.

"El reembolso de las ayudas recibidas se extenderá durante muchos años y estará sujeto al riesgo de cambios en las condiciones económicas", reconoce el informe, que, no obstante, defiende que estas pérdidas "deberían ser vistas como parte de la factura total de garantizar la estabilidad financiera durante la crisis".

Asimismo, la institución auditora precisó que, tras la división del banco de Newcastle en dos entidades en enero de 2010, la venta de Northern Rock, el 'banco bueno' que agrupaba los activos saneados, a Virgin Money a finales de 2011 generó pérdidas de 480 millones de libras (600 millones de euros) para los contribuyentes.

Sin embargo, el informe del auditor considera que la venta "lo antes posible" de la entidad, que en su momento fue tachada de precipitada por parte de la opinión pública británica, "fue la mejor opción disponible con el fin de reducir las pérdidas para el contribuyente".