Roldán (AEB) aboga por perfeccionar la Unión Bancaria y defiende una supervisión uniforme

José María Roldán
EUROPA PRESS
Publicado 03/12/2014 12:51:29CET

Señala que la banca española parte de una buena posición por la fortaleza que le ha supuesto sobrevivir a la crisis

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha afirmado este miércoles que aunque la Unión Bancaria ya está dando sus primeros frutos, es necesario perfeccionarla, al tiempo que ha defendido la necesidad de tener una supervisión uniforme, coherencia en los mensajes que parten de las distintas autoridades y estabilidad en la regulación.

Durante la presentación del informe 'Unión Bancaria: ahora empieza la verdad', elaborado por PwC e IE Business School, Roldán ha insistido en que la puesta en marcha de la Unión Bancaria es "lo más importante" que se ha producido en Europa desde la llegada del euro y ha indicado que su nacimiento ha sido la respuesta a una "crisis tremenda".

A su juicio, este paso ha alejado a la economía del precipicio al que se asomaba, algo que parece olvidado. "La crisis ha dejado cicatrices", ha señalado y ha apuntado que la Unión Bancaria debe permitir a Europa recuperar su grado de integración.

"No podemos olvidar el daño que la crisis ha hecho a la integración de los mercados. La Unión Bancaria es un elemento para recuperar la integración de la Eurozona", ha opinado Roldán, quien ha dicho que sin su implementación los españoles hubieran quedado "expulsados" de los países nucleares de la zona euro si no se hubiera roto el vínculo entre "soberano y financiero". "Este ha sido un caso donde Europa ha respondido al reto", ha apostillado.

FUTUROS RETOS

El presidente de la AEB, que ha confesado que estaba "casi convencido" de que la Unión Bancaria se retrasaría hasta principios de 2015, ha destacado que aún se encuentra dando sus primeros pasos, por lo que entiende que aún quedan cosas por hacer.

Así, ha especificado que es importante aprovechar el proceso de convergencia para identificar las mejores prácticas supervisoras y ha recalcado que este proceso va a ser "lento y complejo, pero importante". También ha hecho hincapié en la necesidad de que el marco internacional funcione correctamente y las distintas autoridades ofrezcan mensajes coherentes, especialmente el supervisor (BCE) y el Mecanismo de Resolución.

Por otra parte, ha apuntado que es necesario que exista una contabilidad homogénea y ha recordado que en España este aspecto es muy importante, debido a que de ella depende la evaluación de la solvencia, "lo que no quiere decir que el modelo europeo tienda hacia el español".

Además, se ha referido a las pruebas de esfuerzo y, tras recordar que en EE.UU. se produjeron errores relevantes en algunas de ellas, ha defendido la necesidad de simplificarlas.

Finalmente, ha dicho que la banca española parte de una buena posición en el nuevo contexto debido a la fortaleza que le ha supuesto superar la crisis y ha insistido en que el entorno sigue siendo complejo. "La dimensión del mercado ha aumentado", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies