Sáenz (Santander) defiende que el tamaño no sea la única variable para determinar el riesgo sistémico

 

Sáenz (Santander) defiende que el tamaño no sea la única variable para determinar el riesgo sistémico

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz
EP
Actualizado 15/11/2010 20:31:34 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, ha defendido que el tamaño no sea la única variable para determinar si una entidad entraña riesgo sistémico, por considerar que sus eventuales problemas puedan afectar al conjunto del sistema financiero.

El 'número dos' del Santander consideró que todas las entidades financieras pueden suponer un riesgo sistémico, y que su potencial amenaza depende de numerosos factores además del tamaño, como la solvencia, la liquidez, la gestión del riesgo y la interconexión con otras entidades.

En su discurso durante la 'Euro Finance Week' en Francfort (Alemania), Sáenz recalcó que "el tamaño sólo representa una pequeña parte" del riesgo que puede suponer una entidad financiera individual para el conjunto del sistema.

Asimismo, consideró que el nivel de riesgo sistémico que presentan cada una de las entidades no es algo estático, sino dinámico, que debe evaluarse continuamente, por lo que rechazó la validez de una medición simplista basada en una clasificación de entidades.

"El peligro es tratar de simplificar" y clasificar los bancos en dos bloques, los que presentan riesgo sistémico y los que no, porque "esto supondría penalizar a algunas entidades que no presentan demasiado riesgo e ignorar a otras que sí", argumentó.

La medición del riesgo sistémico debe ser un proceso continuo que cubra a todas las instituciones, ya sean de alcance global o nacional, aseveró. "Adoptar una medición estática y fija para el riesgo sistémico fracasaría a la hora de encauzar el problema", enfatizó Sáenz.

Por otro lado, el directivo abogó por que las mayores exigencias de capital que se impongan sobre las entidades calificadas de riesgo sistémico se puedan reducir con la aplicación de determinados mecanismos.

En este sentido, apostó por que puedan minimizar dichas exigencias un 'testamento vital' o una estructura legal clara que faciliten el eventual desmantelamiento de la entidad financiera sistémica en problemas si fuera necesario.

En cualquier caso, Sáenz hizo hincapié en que, "aunque el capital y la liquidez son muy importantes, no hay cuantía de capital suficiente para sustituir las buenas políticas de gestión del riesgo, un adecuado gobierno corporativo y una buena supervisión".

"Creo firmemente que el nuevo marco regulatorio que surja debería introducir incentivos en la dirección de mayores estándares en estas áreas", dijo el consejero delegado del Santander, en alusión a la normativa financiera que emane de los acuerdos de Basilea III y de las reuniones del G-20.

En cuanto al endurecimiento de los requisitos de liquidez para acotar el riesgo de que se reproduzca otra crisis financiera internacional como la actual, Sáenz expresó su confianza en que el Comité de Basilea enmiende los defectos que presentaba la propuesta inicial, encaminada a que los bancos cubran los activos a corto plazo con financiación a largo plazo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies