Los sindicatos rechazan un segundo rescate a la banca y piden que se ayude primero a los Gobiernos

Actualizado 17/10/2011 16:21:07 CET

La patronal europea pide más flexibilidad en el mercado laboral para afrontar la crisis

BRUSELAS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha rechazado este lunes el segundo rescate a la banca que planea la Unión Europea y ha reclamado que primero se ayude a los Gobiernos afectados por la crisis de deuda. Los sindicatos han criticado además el "oscurantismo" en la toma de decisiones en la UE y el impacto de los recortes sociales aprobados por los Estados miembros.

"¿Por qué hay que salvar a los bancos con dinero público y no salvar a los Estados? Primero los Gobiernos y luego los bancos", ha dicho el secretario de internacional de Comisiones Obreras (CCOO), Javier Doz, al término de la cumbre social tripartita en la que han participado sindicatos, patronal y los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

"Si los Gobiernos deben hacer más por el sistema bancario, aumentará deuda y ello deberá ser pagado por la gente normal que no tiene nada que ver con la crisis", ha dicho la secretaria general de la CES, Bernardett Ségol.

Durante la reunión, el secretario general de CCOO y presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo, ha criticado que mediante cartas del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, el pasado agosto "se impongan políticas como las privatizaciones en Italia o en el caso de España la reforma de la Constitución a cambio de seguir comprando bonos", según ha explicado Doz.

Los sindicatos han además denunciado el "enorme coste social" de las políticas de ajuste y su falta de resultados y han reclamado a los líderes europeos una solución definitiva a la crisis de deuda.

También el responsable de la patronal europea BUSINESSEUROPE, Philippe de Buck, ha deseado suerte a los responsables de la UE en la cumbre que celebrarán el 23 de octubre y ha coincidido con los representantes sindicales en la importancia de que se mantenga el diálogo social durante la crisis.

De Buck ha defendido no obstante las políticas de austeridad y ha negado que sean "contradictorias" con el crecimiento. También ha reclamado mayor flexibilidad en el mercado laboral, una reivindicación que ha sido respaldada también por Durao Barroso. "No lograremos reducir los altos niveles de empleo sin más flexibilidad en nuestros mercados laborales", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies