Economía/Finanzas.- The Economist recomienda "paciencia" a la Sareb para ser efectiva

 

Economía/Finanzas.- The Economist recomienda "paciencia" a la Sareb para ser efectiva

Actualizado 01/03/2013 15:42:04 CET

LONDRES, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) debe tener paciencia a la hora de resolver el "conflicto de intereses" que podría existir entre dar salida con rapidez a los activos 'tóxicos' aportados por las entidades participantes en el 'banco malo' y evitar que estas ventas impliquen nuevas rebajas en el precio de la vivienda que pudieran afectar negativamente a estos mismos bancos, según recoge 'The Economist' en una columna de opinión en su edición electrónica.

"Al garantizar que los bancos no están expuestos a nuevas pérdidas por estos activos, la Sareb debería permitir al sector un saneamiento más rápido", señala el autor del artículo.

"Esa es la teoría", puntualiza, ya que "en la práctica" los bancos todavía tienen por delante mucho que resolver respecto a los activos que aún mantienen en sus propios balances y, a pesar de las importantes provisiones realizadas en 2012, "siempre hay el riesgo de que sean necesarias más".

En este sentido, el columnista señala que, a pesar de que desde el 'banco malo' se insiste en que no venderán los activos con rapidez dado que cuenta con 15 años para hacerlo, existe la incertidumbre de que comience a desprenderse de ellos "tan pronto como complete una valoración minuciosa", lo que hace temer a los bancos una caída del valor de los activos inmobiliarios que aún mantienen en sus propios balances.

Así, el artículo recuerda que Santander aprovechó 2012 para vender un 50% más inmuebles que el año anterior y que pretende seguir reduciendo su exposición al sector mediante la venta de propiedades antes de que Sareb entre realmente en funcionamiento.

Por otro lado, a pesar de que fuentes del propio 'banco malo' hayan destacado que la mayor parte de activos de la entidad son créditos más que inmuebles, el autor advierte de que estos préstamos pueden resultar "fallidos", como ha sucedido con la suspensión de pagos declarada recientemente por Reyal Urbis, de la que Sareb es uno de los principales acreedores.

"Sin embargo, no se equivoquen. El 'banco malo' es una buena idea", subraya el columnista ante la necesidad de acabar con la incertidumbre financiera y el efecto de ésta sobre la confianza en la deuda pública española, así como en el flujo de crédito hacia las pymes, aunque advierte de que "para ser efectiva, Sareb debe también ser paciente".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies