Warren Buffet duda de la capacidad y de la voluntad de Europa para resolver la crisis de deuda

Actualizado 14/11/2011 15:25:04 CET

El 'Oráculo de Omaha' se abstiene de invertir en el sector bancario europeo

NUEVA YORK, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Warren Buffet, el carismático inversor estadounidense poseedor de la tercera mayor fortuna del mundo, ha expresado sus dudas respecto a la existencia en Europa de la capacidad y la voluntad necesarias para resolver la crisis de deuda soberana, que se ve agravada por la imposibilidad de "imprimir dinero" al estilo de la Reserva Federal, aunque a largo plazo confía en que Europa sobrevivirá y su situación en una década será mejor, a falta aún de concretar cómo superara los problemas actuales.

En este sentido, el 'Oráculo de Omaha' recuerda que cuando los problemas financieros afectaron a EEUU en 2008 existía la convicción de que se tomarían todas las medidas necesarias para afrontar el problema con Ben Bernanke y Henry Paulson a la cabeza, mientras en Europa no está tan claro quien asume el liderazgo.

"No está claro quién dirá que se hará todo lo necesario y si tendrán capacidad para hacerlo. Deberán ser mucho más claros sobre quién puede hacer qué", reflexionó el octogenario inversor durante su intervención en un programa de la cadena CNBC, donde, no obstante, mostró cierto alivio por los últimos acontecimientos.

"Me siento mejor con los últimos acontecimientos-- en referencia a los nombramientos de Mario Monti y Lucas Papademos--, aunque en su situación tienen el 'handicap' de no poder imprimir dinero", señaló.

Sin embargo, Buffet consideró que a medida que la crisis de deuda va ampliándose y contagiando a más miembros de la eurozona, como es el caso de Francia, es más probable que se tomen decisiones, por lo que el 'Oráculo' auguró que "en diez años se estarán comprando y vendiendo más productos a Europa y su PIB per cápita será mayor, aunque el llegar hasta allí desde aquí es el problema".

Por otro lado, Buffet, que durante la crisis de 2008 inyectó capital de entidades estadounidenses en apuros, afirmó no tener interés para invertir en el momento actual en el sector bancario europeo, que dijo no entender completamente.

En este sentido, el inversor destacó la dependencia de la banca europea respecto a la financiación mayorista, así como el mayor tamaño relativo de las entidades europeas respecto al de la economía de sus respectivos países en comparación con el peso de los bancos de EEUU.

"Tendría que comprender los bancos de la eurozona mejor de lo que los entiendo. No poseemos acciones en ninguna entidad de la zona euro", reconoció Buffet, quien aseguró que, en estos momentos, no ve ninguna oportunidad de inversión en el sector en Europa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies