El FMI acusa a las agencias de calificación de contribuir "involuntariamente" a la inestabilidad financiera

Actualizado 29/09/2010 19:20:12 CET

Considera necesario reducir la dependencia de los rating en las decisiones de compra o venta y reclama a las agencias que mejoren sus procedimientos

NUEVA YORK, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asegurado que las calificaciones crediticias de las agencias han contribuido "involuntariamente" a la inestabilidad financiera de la economía, por lo que propone, entre otras medidas, reducir la dependencia de los rating en ciertas operaciones financieras, así como mejoras en los procedimientos de decisión.

En una ampliación de su 'Informe sobre la estabilidad financiera mundial 2010', el FMI pide a las autoridades económicas que avancen en la eliminación de las normas y reglamentos que vinculan estrechamente las decisiones de compra o venta a las calificaciones. En su opinión, deberían reducir su propia dependencia de las calificaciones crediticias y, cuando sea posible, eliminar o sustituir las referencias a las calificaciones en las leyes y reglamentos y en las políticas sobre garantías de los bancos centrales.

Asimismo, demanda a estas autoridades que desalienten el uso mecánico de las calificaciones en contratos privados, incluidos los límites internos a los gestores de inversiones y las políticas de inversión. "No obstante, deberían reconocer que las instituciones e inversionistas más pequeños y menos complejos seguirán utilizando las calificaciones", añade.

En esta línea, la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn reclama a las autoridades económicas que alienten a las agencias a mejorar sus procedimientos en aspectos como "la transparencia, la gobernabilidad y la reducción de los conflictos de intereses".

Asimismo, asegura que las calificadoras de riesgo deberían evitar suavizar excesivamente la rebaja de las calificaciones con respecto a lo que establezcan sus análisis, ya que esta decisión sólo retrasa "lo que probablemente será inevitable" y puede crear "efectos acantilado".

El FMI también reclama a los emisores de deuda que redoblen sus esfuerzos para proporcionar "datos relevantes y oportunos", entre ellos la información sobre pasivos contingentes, que permitan a los participantes del mercado llevar a cabo sus propios análisis de crédito independientes. Por este motivo, insta a los países a formular y a poner a disposición del público una declaración de riesgos fiscales.

PAPEL IMPORTANTE DE LOS RATING

Por otro lado, el FMI reconoció que las calificaciones crediticias desempeñan un "importante papel de certificación" en los mercados de renta fija, pero alertó de que, dado que están integradas en varias normas, reglamentos y mecanismos, una rebaja de un rating puede tener efectos "desestabilizadores indirectos y de contagio" en los mercados financieros.

Así, recuerda que los inversores se apresuran a comprar o vender valores cuando se modifican estas calificaciones, como se demostró en la reciente crisis tras las fuertes rebajas de las calificaciones que se realizaron en los productos de crédito.

Asimismo, recuerda que, más recientemente, la rebaja de las calificaciones crediticias relacionada con el debilitamiento de los balances soberanos ha subrayado nuevamente la necesidad de prestar atención a las agencias calificadoras de riesgo y a sus metodologías de calificación.

"El problema no radica enteramente en las calificaciones en sí. En general, las calificaciones son bastante exactas para predecir cuándo un deudor soberano probablemente incumplirá en los pagos, pero las agencias deberían prestar más atención a la composición de la deuda soberana y a los pasivos contingentes, lo que podría mejorar sus decisiones sobre estas calificaciones", explica.

CONSECUENCIAS EN LOS MERCADOS.

Por otro lado, el informe también concluye que las rebajas de rating tienen efectos secundarios estadísticamente significativos en los países y los mercados financieros, aunque su intensidad depende de los vínculos que existan entre países. De hecho, pone la crisis de deuda atravesada por la zona euro como ejemplo de la interdependencia entre los mercados financieros.

En este sentido, explica que los mercados financieros de toda la zona euro han estado bajo presión estos meses, aunque los cambios en los rating se han centrado en unos pocos países, como Grecia, Irlanda, Portugal y España.

"La rebaja de los ratings soberanos no sólo impacta en los mercados financieros del país al que le han revisado la calificación, sino también a otros países de la zona euro", explica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies