El FMI pide "flexibilidad" en los planes de reestructuración de los bancos y menos dividendos en efectivo

Actualizado 15/07/2013 18:02:35 CET

Advierte de que el crédito se contraerá más rápido de lo previsto si no se eliminan "restricciones innecesarias" al cmismo

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reclamado "flexibilidad" en los planes de reestructuración de los bancos nacionalizados y de los que han recibido ayudas públicas para que puedan ajustarse a las circunstancias cambiantes de la economía, y ha defendido limitar las remuneraciones y los dividendos en efectivos en caso de que sean necesarias medidas para fortalecer el capital de las entidades.

"Aunque los planes de reestructuración de los bancos de los grupo 1 y 2 deben estar dirigidos a garantizar que vuelvan a ser viables, al mismo tiempo deberían seguir bajo revisión para garantizar que no generan restricciones innecesarias en la provisión de crédito, especialmente dado que en teoría su viabilidad puede mejorarse con un ritmo de desapalancamiento más lento en algunos casos", explica.

En este sentido, advierte de que si los bancos del grupo 0 no son capaces de incrementar su cuota de mercado de préstamos todo lo deseado y las entidades de los grupos 1 y 2 "no toman el revelo debido a las limitaciones en sus planes de reestructuración", el crédito a la economía real "se contraerá más rápido de lo previsto".

"En este escenario, podría ser necesario revisar los planes de reestructuración para eliminar cualquier limitación innecesaria en el préstamo (condicionado al mantenimiento del objetivo clave de devolver la viabilidad a los bancos), al mismo tiempo que se alivia el ritmo de la devolución de la financiación del BCE", insiste.

DIVIDENDOS EN ACCIONES.

Por otro lado, el FMI destaca que aún persisten los riesgos para los niveles de capital de los bancos, por lo que subraya que cualquier acción supervisora para fortalecer la solvencia de las entidades y reducir sus riesgos debe ir enfocada a medidas que impulsen el capital sin empeorar unas condiciones crediticias ya complicadas.

En concreto, propone que estas medidas se centren en la emisión de nuevo capital en el caso de los bancos que tengan acceso a los mercados, ya que con el tiempo tiene ventajas "significativas" respecto a otras acciones, y restringir los dividendos y las remuneraciones en efectivo.

En este sentido, defiende que los limites a los pagos en efectivo evitaría que aquellos grandes accionistas que también son directivos compensen unos menores dividendos en efectivo con mayores bonus. Además, pagar a los empleados con acciones no sólo apoyaría al capital, sino que también alinearía los intereses de accionistas y trabajadores.

Asimismo, apunta que si los bancos hubieran pagado todos los dividendos en acciones desde que comenzó la crisis económica en 2008, y asumiendo que no se hubieran producido otros cambios en sus balances, ahora mismo estas entidades ya cumplirían con los requisitos de capital de Basilea III.

ESTRATEGIA DE LA SAREB.

En cuanto a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), la institución dirigida por Christine Lagarde señala que el proceso de 'due diligence' sobre sus activos concluirá en verano, algo que permitirá diseñar mejor sus estrategias de liquidación.

En este sentido, señala que los resultados preliminares muestran una gran dispersión en la valoración de los activos debido a las diferencias en sus precios de transferencia. "Sareb debe estar lista para ajustar sus estrategias de liquidación, incluyendo precios de venta, teniendo en cuenta el resultado de la 'due diligence'", apunta el FMI.

El Fondo Monetario Internacional aconseja al llamado 'banco malo' incorporar precios "más conservadores" en el futuro, algo que podría llevarle a ajustar su plan de negocio teniendo en cuenta la estimación del valor que estos activos tienen en el mercado.

Además, alerta de que la perspectiva macroeconómica incierta puede influir en los precios, el ritmo de ventas de activos de la sociedad y la evolución de su cartera de préstamos. También advierte de que los cambios legales podrían perjudicar a su rentabilidad, capital y 'cash flow'. Por ello, insiste en que Sareb debe tener una estrategia adecuada para maximizar el valor de sus activos.

CRÉDITOS REFINANCIADOS.

Por otra parte, el FMI recuerda que como parte el MoU, se ha pedido a los bancos que divulguen los datos de sus créditos refinanciados y, en este sentido, subraya que España es uno de los primeros países de Europa que ha dado este importante paso en aras de la transparencia.

Los datos muestran que a finales de 2012 se recalificó una cantidad importante de créditos que se calificaron como sanos, a pesar de que el uso de esta herramienta podría indicar un mayor riesgo de crédito que justifique su clasificación como dudoso.

Así, la institución ha subrayado que el Banco de España ha pedido a las entidades que revisen sus créditos refinanciados antes de finales del mes de septiembre de este año. El FMI espera que estas revisiones aumenten el stock de créditos dudosos o subestandar, así como las necesidades de provisiones en el corto plazo.

Por otro lado, el FMI considera un "gran avance" la reforma de la ley de cajas, pero incide en que debe adoptarse en un periodo de tiempo adecuado, e insta a aplicar algunas de las recomendaciones pendientes en materia de supervisión realizadas por el Banco de España el pasado mes de octubre.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies