Gallardón apuesta por la "estabilidad" en Caja Madrid y dice que siempre ha estado con la Dirección de PP

Actualizado 10/06/2009 15:58:07 CET

Apuesta por los "consensos amplios, que no excluyan a nadie" y que, aunque se inicien entre ciertos grupos acaben englobando a todos

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, apostó hoy por que se mantenga la "estabilidad" en Caja Madrid durante la renovación de sus estatutos y el cambio de los órganos de dirección, y recordó que los representantes del Ayuntamiento en la entidad siempre han seguido los criterios marcados desde la Dirección Nacional del PP, por lo que aseguró no sentirse excluido tras conocerse ayer un pacto entre IU, Comfia y la Unión Independiente de Impositores y Consumidores (UIIC) con el PP de Madrid, liderado por Esperanza Aguirre, para apoyar conjuntamente los nombramientos que se produzcan.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, Gallardón aseguró que, "de ninguna forma", se siente excluido, sino "casi lo contrario". "Nosotros en ese proceso hemos estado desde el primer momento, estamos y seguiremos estando con lo que nos diga la Dirección Nacional del Partido, porque pensamos que temas de esta magnitud corresponden a la Dirección Nacional, y si otros se incorporan a ellos significará que se amplían los espacios de diálogo", afirmó.

"No es posible aunar posiciones de la Dirección Nacional del partido y el Ayuntamiento porque nuestra postura siempre ha sido la misma, desde el primer momento. No hemos hecho cosa distinta que seguir los criterios que nos trasladaban. Evidentemente, está conseguido, y ojalá eso que hemos hecho desde el primer momento sea lo que ocurra en las diferentes instancias donde participamos los distintos componentes del PP", continuó, ante la insistencia de las preguntas de los periodistas.

Y es que, por encima de todo, está la "estabilidad de la cuarta entidad financiera del país, una institución fundamental no sólo para la ciudad y la Comunidad de Madrid, sino para toda España", por lo que "todo lo que sea buscar procedimientos y acuerdos para garantizarla es algo positivo, sin duda".

NO EXCLUIR A NADIE

Por eso, "no hay que excluir a nadie" sino que los acuerdos que se alcancen "de cara a garantizar permanentemente la solvencia y la estabilidad institucional de la caja no deberían limitarse a alcanzar mayorías necesarias para decidir determinados órganos de Gobierno de la caja" sino que, a su parecer, "debería buscarse un consenso muy amplio del que formen parte todas las entidades que, de acuerdo con la legislación vigente, tienen participación" en dichos órganos.

Esta apuesta de Gallardón incluye "a la totalidad de las fuerzas políticas con representación en Caja Madrid, a las instituciones, corporaciones locales, representantes de impositores y de distintas entidades con participación en estos procesos". "Ése es nuestro deseo y siempre que se nos convoque estaremos dispuestos a trabajar en esa dirección", añadió.

Porque, a su entender, "los procesos de negociación se pueden iniciar entre unos, pero no terminar ahí, sino que al final tienen que abarcar a todos, con un consenso amplio y sin exclusiones de ningún tipo" para que la entidad financiera "no sea escenario de disputas políticas sino que tiene que estar apoyado responsablemente por todos".

Con respecto a su apuesta por el nuevo presidente de la entidad en sustitución de Miguel Blesa, Gallardón opinó "con sinceridad que, cuando esté constituido el consejo de administración de la caja de acuerdo con las fechas y las leyes que se están tramitando, se podrá hablar de personas". "Pero en estos momentos es más importante garantizar la estabilidad institucional, un ejercicio de responsabilidad que debemos asumir todos los que hemos participado en los procesos de constitución de los órganos rectores de la caja", apostilló.

Por último, el alcalde madrileño minimizó la disputa mantenida hasta ahora con la presidenta autonómica en el seno de esta entidad afirmando que sólo hubo "un conflicto cuando, como consecuencia de una ley aprobada por la Asamblea, se redujo la representación del Ayuntamiento" algo "contrario a la legislación estatal" desde su punto de vista.

"Recurrimos, igual que el Gobierno de la Nación lo hizo ante el Tribunal Constitucional, y por esos recursos se está tramitando una ley que introduce una modificación de la Comunidad de Madrid y un reconocimiento a los derechos de representación de los madrilñeos en la entidad, lo que es una buena noticia", zanjó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies