Medio centenar de afectados por la quiebra de Lehman reclaman al Banco de España que sancione a entidades

Actualizado 13/10/2008 17:05:40 CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de medio centenar de afectados por la quiebra de Lehman Brothers se manifestaron hoy ante la sede del Banco de España en Madrid para reclamar al instituto emisor que sancione a los bancos que comercializaron los productos que han provocado pérdidas de unos 3.000 millones de euros a los inversores.

Bajo el lema '¿Dónde está mi dinero?' y enarbolando pancartas con los nombres de entidades como Banif (Santander), Bankinter, BBVA, Citibank, Deutsche Bank y Altae (Caja Madrid), los manifestantes --50 según la policía nacional y 200 según los convocantes-- se concentraron desde las 13.00 horas en la confluencia de la Calle Alcalá con Paseo del Prado.

Los afectados denuncian que los bancos comercializaron bonos y productos estructurados a ahorradores de perfil conservador, la mayoría inversores minoristas no profesionales, sin informarles adecuadamente de que el emisor era Lehman Brothers y de que existía un riesgo asociado a la inversión.

El portavoz de la Asociación de Afectados, David García, afirmó que ni el Banco de España ni la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) regularon y supervisaron con el máximo rigor este tipo de inversiones y depósitos en bonos, dejando desamparados a unos ahorradores que pensaban que el principal invertido estaba garantizado.

La asociación remitió hace quince días sendos escritos dirigidos al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y al presidente de la CNMV, Julio Segura, en los que solicita una investigación de oficio "para establecer responsabilidades e imponer sanciones a los bancos comercializadores de productos de Lehman Brothers".

Asimismo, el escrito ha sido remitido a la Fiscalía General del Estado por si se demostrase la existencia de responsabilidad penal por parte de los bancos, que podrían haber incurrido en "asesoramiento erróneo y doloso", según la Asociación. "Las entidades se lavan las manos como Pilates", dijo a Europa Press el portavoz.

"No sólo están los rescates de los bancos y las reuniones del G-7 para llenar los periódicos, nosotros también existimos", recalcó García, tras incidir en que los afectados por la "presunta estafa" de los bancos comercializadores de productos de Lehman podrían alcanzar los 15.000 en España.

ACCIONES LEGALES.

La Asociación de Afectados ha comenzado a organizarse, agrupando a sus miembros por regiones y tipo de producto adquirido, para emprender en breve acciones legales contra dichas entidades basándose en la nulidad de unos contratos "con información incompleta o sesgada", indicó.

En esta linea, el vicepresidente de la Asociación de usuarios de bancos, cajas de ahorros y seguros (Adicae), Fernando Herrero, estimó que las entidades han incumplido la normativa del Mercado de Valores al vender productos complejos a ahorradores de perfil conservador y sin conocimientos financieros, y deben asumir responsabilidades.

Herrero advirtió además de que el número de afectados -unos 5.000 según Adicae- es una mera estimación que bien podría aumentar próximamente, por lo que recomendó a los ahorradores que revisen los contratos suscritos con sus bancos para evitar "sorpresas desagradables" en el futuro.

Adicae se centrará por el momento en la defensa extrajudicial de los afectados por la quiebra de Lehman Brothers pero no descarta emprender acciones judiciales colectivas en el futuro si se agotan las demás vías de solución. "Pedimos medidas ante la institución que debe velar por los intereses de los ahorradores. Los productos estructurados no se pueden vender sin ton ni son", recalcó. Tras una pancarta que rezaba 'Defendemos el ahorro de las familias, hoy por mí, mañana por tí y siempre por todos', un inversor que prefirió mantenerse en el anonimato criticó la actuación del gestor de su banco. "Le pregunté en agosto y me dijo que no se podía vender nada y ahora no tengo nada", subrayó el profesor de inglés.

"Aquí hay gente que invirtió mucho dinero, millones de euros, pero también gente como yo, que no tiene mucho, unos 50.000 euros, pero lo dejó todo en manos de su banco, y se equivocó, por desconocimiento", lamentó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies