La resistencia de Alemania a ampliar el fondo de rescate pone en riesgo la cumbre del 1 y 2 de marzo

 

La resistencia de Alemania a ampliar el fondo de rescate pone en riesgo la cumbre del 1 y 2 de marzo

Actualizado 24/02/2012 17:36:25 CET

Los líderes europeos debatirán probablemente si piden a Bruselas objetivos de déficit más "realistas"

BRUSELAS, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La resistencia de Alemania a ampliar el fondo de rescate de la UE para países endeudados amenaza con hacer fracasar la cumbre de líderes europeos que se celebrará el 1 y 2 de marzo en Bruselas y acabar con la tregua temporal a la crisis de deuda lograda con la aprobación del segundo rescate de 130.000 millones de euros para Grecia y las reformas en España e Italia.

De hecho, los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona tenían previsto reunirse el viernes 2 de marzo a mediodía, tras finalizar el Consejo Europeo a 27, con el fin de aprobar el incremento del capital del fondo de 500.000 a 750.000 millones de euros. Pero la cumbre del Eurogrupo podría no llegar a convocarse formalmente si Berlín persiste en su veto, según han informado fuentes diplomáticas.

El pasado diciembre, los líderes europeos se comprometieron a examinar en la cumbre de primavera si es necesario aumentar la dotación del fondo de rescate. El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha insistido esta semana en que el incremento es imprescindible para contener el contagio a Italia y España de los problemas en Grecia, calmar las presiones especulativas de los mercados y volver a la senda de la recuperación.

El vicepresidente ha explicado que el refuerzo se llevaría a cabo sumando los recursos que no se han utilizado del fondo actual (250.000 millones de euros) a los del mecanismo permanente de rescate que estará operativo en julio (500.000 millones). De hecho, una amplia mayoría de los ministros de Economía de la eurozona apoyaron esta solución en el encuentro del pasado lunes donde se aprobó el rescate de Grecia.

Pero el portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel, reiteró el miércoles que Berlín mantiene su oposición al aumento del fondo. "La posición del Gobierno alemán no ha cambiado. Eso significa que no, no es necesario", dijo Steffen Seibert. Merkel no se opone por principio al aumento del fondo, pero considera que no es el momento adecuado. El Bundestag todavía debe ratificar el segundo rescate griego este lunes y las autoridades alemanas estiman que el debate sobre el refuerzo del mecanismo podría complicar el debate, según las fuentes consultadas.

Alemania se ha quedado completamente aislada en su rechazo al reforzar el mecanismo. Sus aliados tradicionales, como Finlandia o Países Bajos, se han mostrado dispuestos a sumar los recursos de los dos fondos, opción que también apoya Francia y también España e Italia, que son los países más interesados en el aumento del fondo.

La presión a Berlín no se limita a los países de la UE sino también al resto de los miembros del G-20 y el Fondo Monetario Internacional. Los países del G-20 rechazan aumentar los recursos del FMI para ayudar a la eurozona si antes no se amplía el fondo de rescate. Y el FMI amenaza con limitar su contribución al segundo rescate de Grecia sin un incremento del cortafuegos financiero de la UE.

SUAVIZAR LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT

Los líderes europeos examinarán además la situación económica y la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de la Comisión Europea. Bruselas pronostica en 2012 una "recesión suave" para la eurozona, con una contracción del 0,3%, mientras que para España calcula una caída del 1%.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha firmado una carta con el primer ministro italiano, Mario Monti, el británico, David Cameron, y otros 9 líderes europeos, en la que reclama un plan para impulsar el crecimiento.

En estas circunstancias, los jefes de Estado y de Gobierno podrían debatir pedir a la Comisión que flexibilice los objetivos de reducción de déficit para que sean más "realistas", de acuerdo con las fuentes consultadas. La incógnita es si países como Alemania o Países Bajos aceptarán suavizar las metas de los países del sur.

El vicepresidente de la Comisión ya ha dejado claro que no aceptará discutir sobre la flexibilización de los objetivos para España (que obligan a reducir el déficit del 8% al 4,4% en 2012) hasta recibir explicaciones sobre los motivos del desvío del déficit en 2011 y sobre los preparativos para el presupuesto de este año.

Y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha rechazado suavizar este objetivo por considerar que provocaría de inmediato una reacción negativa de los mercados y un aumento de la prima de riesgo y de los costes del crédito.

En todo caso, se espera que los líderes europeos respaldan las últimas reformas aprobadas en Italia y España, como la reforma del mercado laboral.

El Consejo Europeo estará precedido el 1 de marzo por una reunión de los ministros de Economía de la eurozona para examinar si Grecia ha cumplido los últimos requisitos exigidos a cambio de activar el segundo rescate, que consistían en poner en marcha ya algunas de las reformas prometidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies