Entra en vigor la subida del impuesto mínimo, por lo que las marcas baratas cuestan un 8,2% más

Actualizado 11/11/2006 11:45:03 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Hoy entra en vigor el real decreto-ley que eleva de 55 a 70 euros por cada mil cigarrillos el nivel mínimo de los impuestos especiales sobre el tabaco, por lo que las marcas baratas, con un precio inferior a 2,17 euros, costarán un 8,2% más, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta subida, que fue aprobada ayer en Consejo de Ministros, es una decisión que estaba esperando el sector tabaquero para normalizar el mercado con un alza de precios de las marcas de cigarrillos más baratas.

"Hemos decidido incrementar en aproximadamente un 8% el precio de las cajetillas que se venden a menos de 2,17 euros", afirmó la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En la hipótesis de que las empresas tabaqueras decidan trasladar enteramente al precio de venta esta subida del impuesto mínimo, las marcas que se venden a 1,95 euros por cajetilla pasarían a costar 2,11 euros, es decir, un 8,2% más.

Con esta medida, el Gobierno pretende desincentivar el consumo de un producto nocivo para la salud. "Espero que esta medida anime a muchos a dejar de fumar", dijo Fernández de la Vega.

Concretamente, el Ejecutivo socialista justifica este incremento del impuesto mínimo en que las dos subidas aplicadas este año a la fiscalidad del tabaco, con objeto de desincentivar el consumo del tabaco, no han sido trasladadas por los fabricantes e importadores a los precios de venta al público de los cigarrillos "en la medida que cabía esperar".

Por ello, según el Gobierno, todavía existe una fracción "significativa" del mercado de cigarrillos, cuyos precios se encuentran por debajo de los niveles "deseables" desde la perspectiva sanitaria.

Este tipo único se aplicará cuando la suma de los impuestos 'ad valorem' y específico que gravan el tabaco se sitúe por debajo de los 70 euros por mil cigarrillos.

La medida afecta a las marcas cuyo precio actual de venta es inferior a los 2,17 euros por cajetilla de veinte cigarrillos, ya que sólo en esos casos la suma del impuesto específico y el 'ad valorem' es inferior a los 70 euros por mil cigarrillos.

A pesar de la subida, España es uno de los países de la UE con el impuesto mínimo más bajo, frente a Dinamarca y Francia, en los que dicho tributo se sitúa en 163 y 128 euros por cada mil cigarrillos, respectivamente. Con un impuesto inferior al de España, se encuentran Grecia y Hungría, con un impuesto de 52 y 50 euros, en cada caso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies