Las empresas españolas registraron un rating medio de 'BBB-' en 2013, según Bravo Capital

Publicado 24/06/2015 13:24:22CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las empresas españolas registraron en 2013 un rating medio de 5,01 puntos, equivalente a una calificación 'BBB-', la puntuación mínima para que se considere grado de inversión, según un estudio de Bravo Capital.

Esta calificación mejoró ligeramente respecto a la obtenida en 2012, que fue de 4,99 puntos, equivalente a la calificación 'BB+', la nota inmediatamente anterior al grado de inversión. Esto significa que "las empresas han logrado mejorar su situación de solvencia a pesar de las dificultades del entorno", ha destacado la directora general de Bravo Capital, Mar Turrado.

El 25% de las empresas analizadas presentó una calificación crediticia de 'BB+', mientras que el 66% de las compañías se situó en los rangos 'BB' y 'BBB'. Según ha informado la empresa, el acceso a la financiación bancaria establece con sus términos y condiciones unos límites en cuanto al endeudamiento, la cobertura de intereses y otros ratios que provocan que las empresas se mantuvieran sobre todo en los rangos 'BB' y 'BBB'.

Según Bravo Capital, las compañías del Ibex 35 tuvieron, en general, una distribución mejor que la media española, por lo que se concentraron entre 'BB' y 'BBB'.

De acuerdo con el estudio, la construcción ha sido el sector que más ha sufrido con la ralentización de la economía española tras la crisis, ya que sus empresas registraron una puntuación media de 4,2 ('BB'). El sector de Administraciones Públicas y Defensa recibió una nota media de 4,7 ('BB+').

La mejor calificación correspondió al sector sanitario, con un 5,4 ('BBB-'), seguido de la industria extractiva (5,3, 'BBB-') y las actividades profesionales, científicas y técnicas ('BBB-').

La mayor concentración de las compañías analizadas se dio en el sector del comercio, un 39% del total. Este sector obtuvo una calificación de un 5,2.

A MAYOR TAMAÑO, MEJOR RATING

El informe también indica que a medida que aumenta el tamaño de la empresa analizada mejora su rating, ya que un mayor tamaño supone, entre otros aspectos, mayor acceso a fondos y menor riesgo de refinanciación. En España, el 71% de las empresas analizadas factura entre 5 y 20 millones de euros.

"Las compañías españolas han logrado mejorar su rating en 2013, un año con grandes recortes en líneas de financiación", que provocan "que las empresas tengan que sustituir los fondos ajenos, que no reciben, reforzando sus recursos propios, a través de la venta de activos o de ampliaciones de capital", ha explicado Turrado. Esta tendencia continuará mejorando durante 2014, en gran parte motivado por la mejora de la actividad, según el estudio.

Este informe ha analizado los últimos estados financieros de las 26.401 empresas que han presentado sus cuentas en el Registro Mercantil y cuyas ventas superan los 5 millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies