Empresas investigadas en el "caso Rato" dicen que contrataron con Bankia legalmente

Actualizado 06/10/2015 17:21:36 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las empresas Zenith y Publicis, investigadas por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid en relación con el "caso Rato" como presuntas pagadoras de comisiones al exvicepresidente del Gobierno cuando estaba al frente de Bankia, y cuatro de cuyos directivos están imputados en la causa, defienden que sus contratos con la entidad financiera "se ajustaron a los requisitos" y "siguieron los cauces habituales en el sector".

En una nota distribuida este martes, señalan que en relación con la investigación en curso sobre el proceso de adjudicación de los contratos de publicidad para el lanzamiento de la marca Bankia en 2011, Publicis Comunicación España y Zenith Media están colaborando con la justicia "y seguirán haciéndolo en todo lo que sea necesario para la investigación".

En su comparecencia ante el juzgado, los directivos de ambas compañías han aportado cuanta información les fue requerida, y consideran que su actuación "se desarrolló con pleno respeto a la ley".

En esta nota, Zenith y Publicis aseguran quee las propuestas presentadas en su día a los concursos para la adjudicación de la campaña de lanzamiento de la marca de la entidad financiera Bankia por un lado, y la estrategia y el plan de compra de espacios publicitarios por otro, "se ajustaron plenamente a los requisitos y condiciones fijadas para todos los concurrentes y siguieron los cauces habituales en el sector".

Añaden que el desarrollo creativo de la campaña de comunicación para el lanzamiento y posicionamiento de la marca Bankia se adjudicó, en enero del 2011, a Publicis Comunicación España, mientras que la estrategia y el plan de compra de espacios publicitaros se adjudicó a Zenith Media, también en enero de 2011. "Tanto Publicis Comunicación España como Zenith Media siguen hoy colaborando con Bankia de forma habitual", concluye la nota.

Entre otras operaciones presuntamente fraudulentas, el juez Antonio Serrano-Aranl investiga si Zenith y Publicis pagaron comisiones por importe de 800.000 euros a cambio de estos anuncios y más de la mitad se derivaron a otra empresa relacionada con Rato y con su exmujer, Ángeles Alarcó. Se trata de la compañía Bagerpleta, con sede en Alemania y propietaria de un hotel en Berlín.

La causa afecta, por el momento, a nueve imputados por delitos fiscales, de blanqueo de capitales y corrupción entre particulares- Además de Rato, su secretaria Teresa Arellano y el supuesto testaferro Miguel Ángel Montero.

El juez atribuye los mismos tres delitos a otro de sus presuntos testaferros, Alberto Portuondo, --el único que ha sido enviado a prisión-- y su socio y abogado Domingo Plaza.

Serrano-Arnal también mantiene la imputación sobre la directora general de Zenith, Candi Rodríguez, el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal, así como otros dos directivos de ambas sociedades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies