Conthe no considera culpable de Fórum y Afinsa a quien intervino, sino a los que dejaron que creciera

Actualizado 22/10/2007 13:28:21 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, afirmó hoy que los "verdaderos responsables" del caso de estafa de Fórum Filatélico y Afinsa son los que "han dejado que creciera sin detenerla a tiempo" y no quienes intervinieron judicialmente.

Conthe explicó que "por desgracia" ocurre que los perjudicados por la estafa "piensan que el culpable es quién ha descubierto que había una quiebra y un desequilibrio patrimonial e intervienen judicialmente, pero realmente los verdaderos responsables aparte de los autores de esa pirámide financiera son los que han dejado que creciera sin detenerla a tiempo".

El ex presidente del organismo regulador de los mercados explicó, en declaraciones a la emisora Onda Cero y haciendo comentarios sobre su libro recién publicado "La paradoja del bronce", que en las pirámides financieras --como la de Fórum y Afinsa-- "se ve claramente que hay un desequilibrio patrimonial" y un "fraude".

Conthe dijo que estas empresas entran en quiebra "pronto, porque o empiezan a pagar más intereses de los que consiguen con el dinero que les dan, o bien porque simplemente distraen fondos que dedican a otras cosas".

Además, comentó el funcionamiento de este tipo de negocios, que se mantienen en la medida en "que hay más aportantes, ya que con esos nuevos fondos se pueden pagar los antiguos, pero el desequilibrio sigue creciendo hasta que alguien descubre el pastel y se da cuenta de que aquí hay una quiebra como un piano, y una estafa".

Conthe comentó también que todo el libro está escrito antes de que entrara a formar parte de la CNMV, aunque ha añadido ciertas cosas en algunos ejemplo como el referido a las pirámides financieras.

EL QUE GANA EN UNA PUJA A VECES ES SIMPLEMENTE EL MÁS "ILUSO".

Por otro lado, Conthe habló de las pujas y dijo que muchas veces se produce "la maldición del ganador", ya que el fenómeno de la subasta "elige al que puja más y a veces el que puja más no es el que tiene más interés, sino el más optimista o el más iluso".

A veces, explicó, ocurre que el que ha pujado más alto y se lleva la subasta, "cuando ve el verdadero valor de aquello por lo que ha pujado, se desengaña". "Ocurrió con los yacimientos petrolíferos en el Golfo de México, por ejemplo, donde las empresas que ganaban comprobaban que había menos petroleo del que esperaban", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies