Nueva York podría perder su posición como plaza financiera en un periodo de 10 años

 

Nueva York podría perder su posición como plaza financiera en un periodo de 10 años

Actualizado 22/01/2007 17:48:47 CET

NUEVA YORK, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Nueva York podría perder su posición de centro financiero mundial en un periodo de 10 años, según las conclusiones emitidas por un informe encargado por el alcalde de la de ciudad, Michael Bloomberg, citado por el diario 'Financial Times'.

El informe, que ha sido elaborado por la consultora McKinsey, establece que la ciudad podría perder hasta siete puntos porcentuales en el mercado, equivalentes a 60.000 puestos de trabajo durante los próximos cinco años. Eso sí, según el estudio, estos efectos negativos podrían ser prevenidos a través de cambios regulatorios en Estados Unidos.

Bloomberg encargó el estudio a raíz de las crecientes preocupaciones entre figuras relevantes de Wall Street, que apreciaron la existencia de una reducción de cuota en la actividad de los mercados de capital globales.

Las preocupaciones surgieron a raíz de un incremento del número de compañías extranjeras que escogen la Bolsa de Londres en vez del mercado de Nueva York para debutar en bolsa. Durante el pasado año, por primera vez se produjo un mayor aumento de capitales en el London Stock Exchange que en Wall Street y Nasdaq.

El informe también sugiere que Nueva York ha perdido terreno en en otras áreas, como derivados, un mercado en el que los ejecutivos han ido moviendo sus negocios hacia Londres debido a que la ciudad británica posee un entorno regulatorio legal más atractivo que el neoyorquino.

NECESIDAD DE CAMBIOS REGULATORIOS

La consultora MacKinsey elaboró el informe a partir de entrevistas con 50 directores ejecutivos. De éstos, un 40% manifestaron su creencia en que Nueva York iba a pasar a tener menos atractivo financiero durante los próximos cinco años. Sólo unos pocos ejecutivos apostaron por una pérdida de posición financiera para Londres.

Las recomendaciones del informe para la solución de los problemas financieros de la ciudad incluyen una clara guía para la implantación de las actuales normas de gobierno corporativo Sarbanes-Oxley, una reforma de los pleitos que afectan a valores, un alivio de las presiones sobre el visado de profesionales extranjeros y la formación de una comisión de competitividad financiera de mercados.

El presidente del NYSE, John Chain, advirtió durante el pasado año que la competitividad de Nueva York estaba siendo perjudicada por el clima de litigios existente en la ciudad y por la controversia desatada a raíz de la legislación Sarbanes-Oxley para las compañías alistadas en Estados Unidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies