Ron tilda de "penoso" que los accionistas de Popular perdieran todo y pide una explicación a la Justicia

400927.1.644.368.20180712110322
Vídeo de la noticia
Actualizado 12/07/2018 13:49:49 CET

Se declara un perjudicado más por las pérdidas relacionadas con la ampliación de capital de 2016

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Banco Popular, Ángel Ron, ha calificado de "penoso" que los accionistas de la entidad perdieran todo y pide a la Justicia que encuentre una explicación a este "atropello tan flagrante".

Así lo ha señalado el banquero durante su comparecencia ante la Comisión de investigación de la crisis financiera el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro del Congreso, y que dedica una fase específica a investigar la caída del Popular, añadiendo que "no se puede dudar" de que la entrega de todo el Consejo se basó siempre en crear valor a los accionistas.

"Es penoso que los accionistas hayan perdido todo sin transparencia, sin justiprecio y sin información. Espero que la Justicia encuentre una reparación y una explicación a este atropello tan flagrante", ha subrayado Ron.

Para el expresidente de la entidad resuelta y posteriormente comprada al simbólico precio de un euro por Banco Santander, resulta "imprescindible" saber qué ocurrió realmente con la entidad y por qué los ahorros de 300.000 familias desaparecieron.

"No había visto jamás una situación en la que de la noche a la mañana a los accionistas de un banco cotizado y sometido a supervisión, y que nunca había incumplido ni una sola vez los requerimientos legales, se les desposeyera de su propiedad", ha aseverado.

Los accionistas eran los únicos dueños del banco y, debido a que el derecho de la propiedad es un derecho fundamental y que, en el caso de Popular ha sido "conculcado", esto debe tener una "reparación".

"Puede haber un debate sobre si la gestión fue mejorable o no. Pero esto requiere de una investigación profunda en todos los órdenes para llegar hasta el final y encontrar responsables", ha precisado.

"VENGO CON MI CARÁCTER DE PERJUDICADO"

El que fuera presidente de Popular entre 2006 y 2017 ha manifestado sentirse en posición de un afectado más en lo que respecta a la ampliación de capital de 2.500 millones de euros realizada en 2016, al igual que las 300.000 familias que perdieron toda su inversión.

"El consejo de administración que yo presidí puso más de 500 millones en la ampliación de capital. Yo perdí aproximadamente un millón, por tanto, vengo en mi carácter de perjudicado, tanto en el reputacional como en el económico", ha apostillado.

Ron ha explicado que Popular estaba en una "buena" situación en lo que respecta a la calificación que tienen las entidades en términos de supervisión. "El banco estaba como el resto del sistema financiero, dentro de una categoría adecuada", ha acusado.

De igual forma, el banquero ha proseguido señalando que la operación de ampliación contaba con no solamente un informe de salvedades elaborado por PwC a 31 de diciembre de 2015, sino también otro fechado a 31 de marzo de 2016.

También existía un informe de KPMG en relación a la adecuación a la normativa legal y bancaria, y dos cartas, una previa a la ampliación y otra tras su cierre, en las que se aseguraba que las provisiones de la entidad estaban "bien hechas".

"Creíamos que la ampliación de capital era lo adecuado, eso queda reflejado en el hecho de que invertimos en ella", ha destacado Ron, a la vez que ha admitido que en el último trimestre de 2016 se comenzó a advertir de algunos riesgos, pero eran difíciles de determinar, por eso no se fue informando de los mismos.

Así, Ron cree que la mayoría de las pérdidas de esta operación se produjeron por actos posteriores que no se podían anticipar: entrada en vigor de una circulación con exigencias regulatorias mayores que llevó a la entidad a depreciar su fondo de comercio; la operación con Indra que finalmente no llegó a buen puerto; o las sentencias por cláusulas suelo.