La UE aprueba una norma para acabar con los "excesos" en la concesión de créditos hipotecarios

 

La UE aprueba una norma para acabar con los "excesos" en la concesión de créditos hipotecarios

Actualizado 23/04/2013 14:26:55 CET

Exige a las entidades flexibilidad respecto a los clientes con "graves dificultades de pago"

BRUSELAS, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidencia irlandesa de la UE y los negociadores de la Eurocámara han alcanzado un acuerdo definitivo sobre una norma cuyo objetivo es acabar con los "excesos" en la concesión de créditos hipotecarios como los que provocaron la burbuja inmobiliaria en España o Irlanda y mejorar la protección de los consumidores.

La norma obliga al banco a evaluar la evaluar la capacidad del consumidor para reembolsar el crédito, introduciendo por primera vez estándares a nivel europeo. Si el resultado de la evaluación de solvencia es negativo, la entidad deberá denegar la hipoteca. Además, se exige a los bancos flexibilidad en el caso de clientes con "graves dificultades de pago".

El comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, se ha felicitado por el acuerdo y ha recordado que la crisis financiera comenzó con las hipotecas 'subprime' en Estados Unidos, que se concedían sin verificar si los clientes podrían devolver el dinero. "Hemos visto excesos similares en Europa, por ejemplo en las burbujas inmobiliarias y su inevitable estallido en España e Irlanda".+

"Esta directiva ayudará a poner fin a estos excesos y fomentará prácticas crediticias responsables", ha resaltado Barnier.

La norma obliga a los bancos a entregar a los clientes un folleto estandarizado de información sobre la hipoteca que, según Bruselas, les permitirá comparar ofertas e identificar la más barata y que más se ajusta a sus necesidades. El folleto deberá avisar de los riesgos asociados con la oferta, por ejemplo si es de tipo variable o está contratada en una divisa extranjera.

Los consumidores se beneficiarán de una mayor competencia porque la directiva prohíbe, en términos generales, ligar la concesión de la hipoteca a la adquisición de otro producto financiero. No obstante, este vínculo se permitirá en algunos casos como cuando se trata de seguros o de productos de ahorro.

La directiva reconoce el derecho de los consumidores a reembolsar la hipoteca antes de su vencimiento. Y deja a los Estados miembros libertad para imponer el pago de una "compensación justa" al banco.

Los consumidores se beneficiarán de un plazo de tiempo garantizado de siete días antes de quedar vinculados por el contrato de hipoteca, mediante un periodo de reflexión, un derecho de desistimiento o ambos.

Para proteger mejor a los clientes, la Eurocámara ha añadido una nueva disposición que prevé la dación en pago, pero únicamente si figura expresamente en el contrato hipotecario.

En el resto de los casos, cuando un ciudadano deja de pagar la hipoteca, la norma exige que la propiedad se venda por el mejor precio posible y que el banco facilite el pago de la cantidad pendiente con el fin de evitar que los consumidores estén sobreendeudados durante largos periodos.

La nueva norma pretende además crear un mercado único hipotecario que sea más eficaz y competitivo. Para ello, se creará un pasaporte europeo que permita a los intermediarios de crédito autorizados en un Estado miembro ofrecer sus servicios en toda la UE, como ya ocurre por ejemplo con los fondos de inversión. Los intermediarios tendrán derecho además a acceder de forma no discriminatoria a las bases de datos sobre historial de crédito de sus clientes.

El acuerdo, que se cerró el lunes por la noche, debe ser ahora ratificado por el pleno de la Eurocámara y los Gobiernos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies