Asesores fiscales dicen que el impuesto al diésel busca reducir el consumo, pero no es la medida más adecuada

El presidente de la Aedaf, José Ignacio Alemany Bellido
EUROPA PRESS
Publicado 06/09/2018 13:16:23CET

El presidente de Aedaf ve "problemas" en la tasa 'Google' y en el impuesto a la banca por gravar las ventas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), José Ignacio Alemany Bellido, ha asegurado que el impuesto al diésel, una tasa medioambiental, busca reducir su consumo, si bien no cree que sea el método "más adecuado" para esta finalidad. "Las medidas para reducir la contaminación no van por ahí", sentencia.

Así lo ha expresado, en declaraciones a los medios, en la inauguración del curso de verano de la Aedaf, que este año, por primera vez, se ha celebrado en Santiago de Compostela. En este contexto, Alemany ha explicado que el impuesto al diésel anunciado esta semana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, responde a una actuación recaudatoria, pero también medioambiental, es decir, la intención de gravarlo para que se reduzcan las emisiones. "Pensamos que los impuestos no están para eso", añade.

Preguntado sobre cuál sería el porcentaje suficiente para conseguir reducir las emisiones, Alemany sugiere que esa es una cuestión "más técnica" que el Ejecutivo central "tendrá que analizar".

Además de esta cuestión, en el curso de verano de la Aedaf se han abordado temas como la fiscalidad de la economía colaborativa o de las empresas tecnológicas, y cómo afecta la digitalización a la relación de los asesores con los contribuyentes y la Administración.

LA TASA 'GOOGLE'

En relación con la denominada 'tasa Google', un impuesto a las multinacionales tecnológicas, ha explicado que este gravamen someterá a tributación "un beneficio mediante un impuesto sobre las ventas, es decir, indirecto", algo que, a su modo de ver, plantea "muchos problemas".

Asimismo, se ha referido a un posible impuesto a la banca, tributo que parece haber descartado ya el Gobierno pese a haberlo anunciado, y ha indicado que le plantea problemas de "equidad". "La Constitución establece que tenemos que contribuir de acuerdo con la capacidad económica de cada uno, pero esa capacidad económica mide la base imponible y no el resultado contable", explicó Alemany.

EL IRPF, UN TEMA "POLÍTICO"

Sobre aumentar el IRPF en las rentas más altas, Alemany ha reducido esta cuestión a un "tema más político". "La Constitución dice que el sistema tributario tiene que ser progresivo, lo que significa que los que más riqueza tienen, más tributan. (...) Que esa progresividad sea mayor o menor es una cuestión ciertamente política", añadió.

A renglón seguido, ha apostillado que, teniendo en cuenta la riqueza, hay que admitir que esta "no solo es renta", por lo que la progresividad "puede ser con el IRPF, más Patrimonio, más Sucesiones". "Hay que tener todo en cuenta", afirmó.

Contador