El 73% de los asesores de empresas cree que el Impuesto de Patrimonio favorecerá las desinversiones

Actualizado 14/11/2011 12:47:01 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 73% de los asesores de empresas cree que la reactivación del Impuesto sobre el Patrimonio agravará el problema de la desinversión en España, y para el 53%, supondrá una deslocalización de los patrimonios hacia territorios de baja tributación, según la quinta edición del Barómetro de Coyuntura Económica del Asesor del Grupo Wolters Kluwer.

Para el 20% de los encuestados, el nuevo Impuesto de Patrimonio aprobado por el Gobierno para las rentas más altas será "poco incentivador" para las inversiones extranjeras en España.

Además, ante la coyuntura económica actual, el 86% de los asesores consideran que la reducción al 4% del tipo de IVA aplicable a las entregas de viviendas nuevas no va a favorecer la reactivación del sector inmobiliario, ya que consideran que no será suficiente porque la mejora del sector depende principalmente de que las entidades financieras vuelvan a abrir sus líneas de préstamos hipotecarios a los consumidores.

Por el contrario, el 14% restante lo ve de forma positiva y opina que la reducción de esta carga va a suponer un notable ahorro para el comprador.

En referencia a las medidas de fomento sobre la estabilidad en el empleo, un 61% opina que, dada la situación actual, lo importante es contratar aunque sea de forma temporal. Sin embargo, un 18% de los encuestados se oponen y consideran que estas medidas fomentarán la contratación temporal en detrimento de la estabilidad en el empleo, ya que también se eliminan las restricciones a la vinculación de contratos personales.

A FAVOR DEL NUEVO CONTRATO PARA LA FORMACIÓN.

A su vez, el 55% de los asesores afirma que el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje, que pretende mejorar las oportunidades de empleo de los jóvenes parados, no aportará soluciones. En cambio, un 27% piensa que esta medida impulsará el interés de este tipo de contratos por parte de las empresas.

Por último, la mitad de los asesores encuestados creen que motivar a las empresas para que contraten a recién titulados puede ser una medida interesante, ya que seguramente eso se traduciría en beneficios fiscales para la empresa.

No obstante, el 36% piensa que, aunque gracias a este incentivo se redujera el paro juvenil, no sería una medida totalmente positiva, ya que haría que disminuyese la contratación de desempleados de edades superiores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies