Alemania eleva hasta el 41% la tasa máxima aplicada a los fondos germanos desviados a Suiza

 

Alemania eleva hasta el 41% la tasa máxima aplicada a los fondos germanos desviados a Suiza

Actualizado 05/04/2012 16:10:38 CET

BERNA (SUIZA), 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Alemania y Suiza han acordado endurecer las condiciones recogidas en su acuerdo para luchar contra la evasión fiscal de fondos germanos en el país helvético y han elevado desde el 34% al 41% la tasa máxima que se aplica con carácter retroactivo al capital alemán escondido en cuentas suizas.

El secretario de Estado suizo de Asuntos Exteriores Financieros y Fiscales, Michael Ambühl, y el embajador en Suiza y Liechtenstein, Peter Gottwald, han firmado este miércoles en Berna un protocolo adicional al acuerdo alcanzado el pasado mes de agosto para poner fin a la evasión fiscal de los contribuyentes alemanes mediante el uso de cuentas en entidades bancarias en Suiza.

Uno de las aspectos enmendados respecto al acuerdo inicial, que había sido bloqueado por los partidos alemanes de la oposición, es el impuesto que se impone a los fondos alemanes trasladados a cuentas en bancos suizos, que pasa de un rango de entre el 19% y el 34%, a un rango de entre el 21% y el 41%.

Asimismo, se aprueba la entrada en vigor de un único impuesto del 50% para aquellos herederos de cuentas bancarias en Suiza que no se muestren dispuestos a declararlas ante las autoridades fiscales alemanas.

Además, con el objetivo de facilitar un mayor intercambio de información, se amplía el número de posibles solicitudes que pueden realizar las autoridades alemanas en el marco de investigaciones de evasión de impuestos desde 999 a 1.300 durante un periodo de dos años.

Otro de los cambios añadidos en este protocolo es que a partir del 1 de enero de 2013, cinco meses antes de lo previsto, no será posible la transferencia de bienes de capital que los contribuyentes alemanes tenga en Suiza a terceros países "sin previo aviso".

En un comunicado, ambas autoridades señalan que con estos cambios tienen en cuanta algunas de las objeciones y preocupaciones mostradas por la Comisión Europea y algunos estados, al mismo tiempo que las relaciones entre Suiza y Alemania se mantiene sobre una "base sostenible".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies