Los empresarios en módulos deberán aplicar desde mañana la retención del 1% en las facturas

Actualizado 20/04/2007 17:10:05 CET

Únicamente algo más de 100.000 contribuyentes estarán obligados a practicarla porque el resto no tienen clientes que sean empresarios

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los empresarios que tributen en módulos deberán aplicar desde mañana la retención del 1% en las facturas que emitan a otros empresarios o profesionales --nunca al cliente o consumidor final--, medida introducida por el Ministerio de Economía y Hacienda en la Ley de Prevención del Fraude para evitar la emisión de facturas falsas.

La nueva retención, que debería haberse puesto en marcha hace cuatro meses coincidiendo con la entrada en vigor de la nueva ley el pasado 1 de enero, no ha podido aplicarse con anterioridad, dado que hasta hoy no finaliza el plazo de renuncias y revocaciones al régimen de tributación por módulos, que otorga a los autónomos un plazo para decidir si continúan tributando por este régimen o pasan a la estimación directa.

De esta forma, a partir de mañana todos los contribuyentes que tributen por módulos y emitan facturas a otros empresarios o profesionales que también estén dentro de este régimen, deberán aplicar una retención del 1% --que podrá deducirse en el cálculo de los pagos fraccionados-- para evitar la emisión de facturas falsas, muy extendidas en este colectivo, dado que tributan por parámetros establecidos con independencia del volumen de ingresos que se derive del número de facturas.

Según la Agencia Tributaria, la retención --que se efectuará sobre el importe de la factura sin incluir el IVA-- permitirá a Hacienda controlar mejor el fraude en las tramas de IVA, ya que una de las fórmulas utilizadas por estos contribuyentes es emitir facturas falsas que permiten a los empresarios que supuestamente han satisfecho dichos pagos obtener una devolución de un IVA que realmente no han pagado.

ALREDEDOR DE 100.000 AUTÓNOMOS AFECTADOS.

Hacienda estima que, en la práctica, únicamente algo más de 100.000 autónomos en módulos de los 1,8 millones que existen actualmente estarán obligados a practicar esta retención y se corresponderán básicamente con los profesionales que trabajen para el sector de la construcción, tales como albañiles, fontaneros, carpinteros o electricistas, de la industria del mueble de madera, de la confección de prendas de vestir o del transporte de mercancías por carretera, ya que el resto o son agricultores o no tienen clientes que sean empresarios.

Para facilitar la aplicación de esta retención, la Agencia Tributaria puso en marcha el pasado día 3 de abril una aplicación a través de su página web para que los empresarios que tienen que practicarla sepan si el profesional al que han comprado el bien o el servicio tributa o no en módulos o si está dado de alta en un epígrafe en el que no es necesaria la retención.

Concretamente, para conocer esta información, basta con que el contribuyente acceda a esta aplicación por Internet y aporte el NIF del empresario o profesional en cuestión y su primer apellido.

La citada retención, que en el proyecto inicial aprobado por el Gobierno se estableció en el 3%, fue finalmente rebajada hasta el 1% tras la discusión con los grupos parlamentarios y ante las críticas lanzadas desde las asociaciones de autónomos, que denunciaron que la introducción de esta retención, además de poner "bajo sospecha" a este colectivo, suponía un porcentaje muy elevado que excedía su mera función de control.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies