Gestha pide a Hacienda que repercuta el alza del crudo en los gastos de locomoción deducibles en IRPF

 

Gestha pide a Hacienda que repercuta el alza del crudo en los gastos de locomoción deducibles en IRPF

Actualizado 10/05/2006 13:52:01 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda (Gestha) solicitó hoy a Hacienda que repercuta la subida experimentada por los carburantes en los últimos cinco años en el cómputo de los gastos de locomoción en el IRPF, de manera que no sean "nuevamente" las rentas salariales las que sufran los "mayores perjuicios".

Según Gestha, en los últimos cinco años la Agencia Tributaria únicamente ha aplicado una subida del 11,8%, frente al encarecimiento de los carburantes del 27% en el mismo periodo.

Los Técnicos de Hacienda explican que los gastos de locomoción, manutención y estancia en los que incurre cualquier trabajador cuando se desplaza fuera de su centro de trabajo no tributan en el IRPF, sino que están exentos, siempre y cuando no superen unas determinadas cuantías fijadas en el Reglamento del impuesto.

Según Gestha, desde enero de 2001 hasta el pasado mes de diciembre de 2005, estas cuantías no fueron actualizadas, de manera que los contribuyentes han tenido que esperar cuatro años para ver materializada esta actualización que contabiliza el efecto de la inflación.

De esta forma, durante el período 2001-2005 los trabajadores que devengaron gastos de locomoción en su declaración del IRPF sólo pudieron deducirse como gasto 0,17 euros por kilómetro recorrido, cuando el carburante subió una media del 27% en ese quinquenio.

Gestha recuerda que recientemente la Agencia Tributaria ha incrementado esta deducción hasta 0,19 euros por kilómetro recorrido, actualización que sigue considerando "insuficiente".

Asimismo, señala que los últimos acontecimientos geopolíticos hacen prever una subida mayor de los carburantes, que el Ministerio de Economía y Hacienda debería considerar a la hora de fijar las nuevas deducciones por gastos de locomoción en el IRPF.

Por tanto, los Técnicos Financieros del Ministerio de Economía y Hacienda denuncian que, en términos reales, se ha producido por esta vía una "subida indirecta de impuestos", ya que el gasto real que soportan los trabajadores es mayor que el gasto del que les resarce la empresa o el ente público, mientras que el Tesoro, vía impuestos indirectos, obtiene una mayor recaudación.

Finalmente, pide corregir "con urgencia" esta situación para las rentas salariales del IRPF, dado que los empresarios y profesionales en régimen de estimación directa pueden deducir todo el gasto que realmente han soportado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies