Hacienda trabajará para conseguir el máximo apoyo a la reforma fiscal, pese a las enmiendas de rechazo

Actualizado 10/05/2006 15:44:01 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Economía y Hacienda no cree que vayan a prosperar las enmiendas de totalidad contra la reforma fiscal presentadas por el PP, ERC, CiU, IU-ICV y BNG, y trabajará para conseguir el máximo apoyo parlamentario a uno de los principales proyectos electorales del PSOE, según dijeron a Europa Press en fuentes de este departamento.

Las mismas fuentes señalaron que están previstas reuniones con ERC, CiU e IU-ICV en las próximas semanas y previas al debate de totalidad, que tendrá lugar el próximo jueves, 18 de mayo, y que en el caso de los dos primeros partidos los planteamientos son más próximos y las posibilidades de acuerdo también mayores.

A pesar de que tanto ERC, socio habitual del Gobierno, como CiU han presentado enmiendas de totalidad contra la reforma fiscal, desde Hacienda aseguran que ambos grupos han transmitido al Ejecutivo su voluntad de acuerdo y su idea de seguir negociando los aspectos que consideran mejorables tanto de la reforma del IRPF como del Impuesto sobre Sociedades.

En este sentido, las mismas fuentes señalaron que Hacienda será "flexible" en aspectos como las deducciones por reinversión de beneficios extraordinarios --se podría mantener si se destina a inversión productiva-- y por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades.

En materia de IRPF, el departamento de Pedro Solbes también se ha mostrado dispuesto a estudiar un nuevo planteamiento sobre el recorte introducido en las deducciones por aportaciones a planes de pensiones, muy duramente criticado por el sector. "Hay espacio para negociar en estos temas", subrayan desde Hacienda.

EL PSOE TAMBIEN NEGOCIARA.

En esta misma línea, el portavoz del PSOE sobre temas fiscales en el Congreso, Ricard Torres, señaló a Europa Press que su grupo hará "todo el esfuerzo necesario" para garantizar la aprobación de este proyecto en la Cámara Baja e intensificará las negociaciones con el resto de los grupos.

De momento y a la espera de que se produzcan nuevas reuniones con los responsables del Ministerio de Hacienda, las enmiendas presentadas por estos partidos podrían sumar apoyos suficientes para poner en riesgo la tramitación parlamentaria del proyecto de reforma fiscal, aunque han adelantado que tienen intención de votar únicamente sus enmiendas.

En el caso concreto de ERC, los independentistas catalanes justifican su rechazo al proyecto por la falta de acuerdo en temas como las deducciones aplicadas al alquiler de vivienda --no se han introducido en el proyecto-- en el IRPF y la supresión de las ventajas fiscales a la exportación en Sociedades.

Desde CiU, consideran que, a pesar de las conversaciones "fructíferas" mantenidas con el Ministerio de Hacienda, sobre todo en materia de IRPF, sigue habiendo desacuerdos respecto a la reforma del Impuesto sobre Sociedades. En línea con las demandas de ERC, los nacionalistas catalanes también quieren mantener algunas deducciones en Sociedades.

Por su parte, IU-ICV demanda "reorientar" las grandes líneas de la reforma fiscal, dotando de una mayor progresividad al sistema, planteamiento que se encuentra más alejado de los principios del Gobierno que el realizado por ERC o CiU.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies