El Pleno del Congreso aprueba la reforma fiscal con numerosos cambios y la remite al Senado

 

El Pleno del Congreso aprueba la reforma fiscal con numerosos cambios y la remite al Senado

Actualizado 22/06/2006 19:03:08 CET

El PSOE apoyará en la Cámara Alta una enmienda de CC para eximir de tributación el cobro de seguros de vida en forma de renta vitalicia

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó hoy con el voto favorable de PSOE, CiU, PNV y CC el proyecto de Ley de reforma del IRPF y el Impuesto sobre Sociedades, que recoge numerosas modificaciones sobre la reforma inicial aprobada por el Gobierno, y lo remitió al Senado, donde proseguirá su tramitación parlamentaria a la vuelta de las vacaciones de verano.

De esta manera, la reforma fiscal, uno de los principales proyectos económicos del Gobierno, pasa su primer trámite parlamentario, gracias a la nueva estrategia de alianzas parlamentarias del Ejecutivo, que con el apoyo de CiU ha conseguido sacar adelante dicho proyecto, frente al rechazo frontal de ERC e IU-ICV, que demandan un "giro de izquierdas".

El acuerdo entre PSOE y CIU sobre la reforma fiscal, ha permitido introducir importante cambios en el IRPF tras su paso por el Congreso, como la elevación a 10.000 y 12.500 euros el límite máximo de aportaciones a planes de pensiones con derecho a deducción, y el aumento a 2.200 euros del mínimo por descendiente para los hijos menores de tres años.

Ambos grupos acordaron también dejar exentos los vales guardería o documentos similares que ofrecen las empresas a sus trabajadores, así como introducir una exención a las ayudas públicas percibidas como compensación por los defectos estructurales de construcción de la vivienda habitual destinadas a su reparación con carácter retroactivo.

También en materia de vivienda, se ha establecido la exención de las cantidades percibidas por el arrendador en concepto de alquiler a personas menores de 35 años.

La reforma del IRPF contempla, asimismo, un recorte a cuatro del número de tramos, la rebaja al 43% del tipo máximo y el establecimiento de un 'mínimo vital' de 9.000 euros anuales, que tributará a tipo cero. En cuanto a la tributación del ahorro, se establece un tipo único del 18%.

REBAJA ACELERADA DE SOCIEDADES.

En cuanto a los cambios introducidos en la reforma del Impuesto sobre Sociedades, el acuerdo entre el PSOE y CiU ha permitido que la rebaja de cinco puntos del tipo general del impuesto, hasta el 30%, se lleve a cabo en dos años, frente a los cinco inicialmente previstos en el proyecto de Ley. Del mismo modo, la rebaja al 25% del tipo que pagan las pymes se aplicará también en un sólo año (2007).

En materia de deducciones, a pesar de la intención inicial del Gobierno de eliminarlas todas, finalmente se mantendrá la referida a la reinversión de beneficios extraordinarios, siempre que se destine a inversiones productivas, y la deducción por I+D+i se prolongará hasta el año 2011, momento en el que se realizará un estudio sobre la eficacia de estas ayudas.

Como consecuencia de todos estos cambios frente al proyecto inicial, el coste de ambas reformas ascenderá a 4.000 millones en 2007 y a más de 5.000 en 2008, frente al coste inicial de 4.000 millones en cinco años. En cualquier caso, el Gobierno aspira a mantener y consolidar el superávit presupuestario.

En el trámite de hoy, la única enmienda que se ha introducido, transaccionada entre PSOE y CiU, hace referencia a la exención de tributación de las ayudas recibidas por vecinos y comerciantes afectados por el hundimiento del túnel del 'Carmel' (Barcelona) para hacer frente a los gastos de desalojo.

SEGUROS COMO RENTA VITALICIA.

Además, el portavoz económico del PSOE Ricard Torres adelantó que, durante la tramitación del Senado, su grupo apoyará una enmienda de CC para dejar exentas de tributación en el IRPF el cobro en forma de renta vitalicia de un seguro de vida o invalidez, y se estudiarán otras dos enmiendas de CC para establecer nuevas deducciones de protección de pueblos patrimonio de la humanidad.

Desde los grupos que rechazaron el proyecto, los diputados del PP Francisco Utrera y Baudilio Tomé calificaron la reforma de "incoherente, penosa, confusa e insuficiente", y lamentaron la "oportunidad" que ha perdido el Gobierno para acometer una rebaja de impuestos que favorezca a las familias, la productividad y la competitividad.

"Esta reforma fiscal ni siquiera compensará la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos por el aumento de la inflación en estos dos años, perjudicará a las rentas medias y favorecerá especialmente a las rentas del capital y, sobre todo, a los especuladores con rendimientos a corto plazo", criticó Utrera.

ERC E IU-ICV, "GIRO DE IZQUIERDAS".

Por su parte, tanto el diputado de ERC Joan Puig como el portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares, denunciaron que el 30% del coste de la reforma beneficiará a las rentas más altas, y demandaron al Gobierno un "giro de izquierdas" en su política fiscal, que consideran "insolidaria y regresiva".

En la misma línea, los diputados del Grupo Mixto Olalla Fernández (BNG) y José Antonio Labordeta (CHA) rechazaron la reforma fiscal asegurando que se trata de un proyecto que no es propio de un Gobierno progresista y lamentando la pérdida de fondos que supondrá para un país necesitado de más políticas sociales.

PSOE CIU Y CC ALABAN LA REFORMA.

En cambio, tanto el diputado de CiU Josep Sánchez-Llibre como el de CC Luis Mardones elogiaron la reforma, que calificaron de "prudente y razonable", y aseguraron que beneficiará a las familias y al tejido productivo.

Finalmente, el diputado del PSOE Ricard Torres afirmó que la reforma cumple los objetivos de política económica del Gobierno, ya que garantizará un crecimiento económico "sostenible y equilibrado", y señaló los asalariados se beneficiarán del 85% de la rebaja planteada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies