Salgado reitera que estudiará "todas las posibilidades" para evitar un déficit "irrecuperable"

Actualizado 17/06/2009 14:28:25 CET

Rechaza subir el IRPF a las rentas "muy altas" porque "distorsionaría" la progresividad fiscal

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, aseguró hoy que está "abierta" a considerar "todas las posibilidades" derivadas el examen de la evolución de los ingresos y gastos a la hora de elaborar los Presupuestos Generales del Estado para 2010, porque no tiene intención de permitir que el déficit público se eleve "por encima de lo que pueda ser reconducible" hacia el nivel del 3% en 2012 al que obliga la Unión Europea.

En respuesta a una interpelación del diputado de ICV, Joan Herrera, en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados, Salgado defendió que el Ejecutivo "ha dado muestras de ser progresista" y aseguró que está dispuesto a continuar los pasos hacia una "fiscalidad más sostenible" y ambiental en el marco de la futura Ley de Economía Sostenible, que espera que se apruebe "en breve".

Salgado defendió que en 2008 y, especialmente, en 2009 el Gobierno se ha dedicado a mantener el Estado de Bienestar y reforzar la protección social, mediante las medidas englobadas dentro del 'Plan E', los créditos extraordinarios para garantizar el cobro de las prestaciones y los aumentos presupuestarios en la Ley de Dependencia, a la que precisamente se destinará la "práctica totalidad" del nuevo incremento del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos.

En su intervención, Herrera había censurado que la política fiscal aplicada por el Gobierno socialista desde la pasada legislatura ha conducido a la "depauperación" de los servicios públicos en España, que presenta un "déficit en la inversión público-social" y se sitúa lejos de la media Europea, con una presión fiscal del 32,8% del PIB, inferior incluso a la de Rumanía. "Me sorprende que los que se dicen socialdemócratas, lo aplaudan", exclamó.

ICVE PIDE PONER FIN A LAS "FRIVOLIDADES" FISCALES.

Por este motivo, reclamó a Salgado que en 2010 aparque las "frivolidades" del "cheque" de los 400 euros, haga "progresivas" las ayudas de 2.500 euros al nacimiento por hijo, recupere el Impuesto de Patrimonio y cree un "impuesto especial sobre la riqueza" para las rentas superiores a un millón de euros. "Hay que subir los impuestos a las grandes rentas", incidió el diputado ecosocialista, quien vinculó esta cuestión a los sueldos de los deportistas.

Además, exigió un incremento del límite de déficit de las comunidades y denunció que el techo de gasto presentado el viernes por el Gobierno impone un "corsé" de déficit a éstas que no se establece a la Administración General del Estado, lo que les resta "margen de maniobra" ante la crisis y el aumento del paro.

ADMINSTRACIÓN CENTRAL ASUMIRÁ EL MAYOR GASTO POR LA CRISIS

Sobre esta cuestión, Salgado señaló que las "especiales necesidades" de gasto no previsto en los Presupuestos de 2009, como los 17.000 millones aprobados el pasado viernes, se derivan del "alto número de desempleados" en España, y afirmó que la Administración Central será la que tenga que hacer frente "a los mayores incrementos del gasto social".

No obstante, expresó su confianza en que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de esta tarde, las comunidades encuentren "aceptable" que se eleven las posibilidad de gasto y déficit público hasta el 2% del PIB, y garantizó que las comunidades tendrán "recursos adicionales" para hacer frente a la crisis porque el del PSOE es un Gobierno "progresista".

DEFIENDE LA SUPRESIÓN DE PATRIMONIO DE LAS "DEMAGOGIAS".

Asimismo, aseguró que el marginal del IRPF en España "está en la media europea", y añadió que un incremento del mismo para las rentas "muy altas" generaría "pocos recursos" al Estado y, por contra, produciría distorsiones en la "progresividad fiscal". "Créame, ya es bastante alta", recalcó.

Por último, y ante la insistencia de Herrera, durante su turno de réplica Salgado defendió que la reducción del Impuesto de Sociedades ha mejorado la productividad de las empresas y advirtió de que "no conviene hacer demagogia" sobre el Impuesto de Patrimonio, pues su supresión ha beneficiado sobre todo a las rentas medias e incluso a las bajas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies