(Amp.) El Gobierno fija una moratoria de 2 años para el acceso de trabajadores rumanos y búlgaros al mercado español

 

(Amp.) El Gobierno fija una moratoria de 2 años para el acceso de trabajadores rumanos y búlgaros al mercado español

Actualizado 16/12/2006 12:30:24 CET

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno establecerá una moratoria de 2 años para el acceso al mercado de trabajo español a los ciudadanos de origen rumano y búlgaro, tras la entrada en la Unión Europea de estos dos países, el próximo 1 de enero, según informaron a Europa Press en fuentes del Ministerio de Trabajo.

La moratoria, que será aprobada por el Consejo de Ministros del próximo viernes, será revisada el próximo año y podría eliminarse esta restricción de común acuerdo con los agentes sociales, en el caso de que el flujo de trabajadores procedentes de Rumanía y Bulgaria sea "normal" y no se producen "alteraciones sustanciales" en el mercado de trabajo español.

Esta decisión se hizo pública esta mañana en Bucarest, en el marco del viaje oficial realizado por los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, a Rumanía y Bulgaria para tratar con sus autoridades las condiciones de acceso a la Unión Europea.

En la actualidad, se calcula que en España hay un total de 200.000 trabajadores rumanos y unos 25.000 de origen búlgaro que a partir del 1 de enero serán ciudadanos de la Unión Europea y ya no necesitarán un permiso de residencia, al igual que ocurre con el resto de los estados miembros.

Los búlgaros y rumanos residentes en España que ya cuenten con un contrato de trabajo podrán mantener su situación, mientras que los que carezcan del mismo deberán solicitar un permiso durante el primer año de la moratoria.

De los dos países que ingresan ahora en la UE, los rumanos representan la comunidad más importante y suelen ocupar puestos de trabajo, fundamentalmente en los sectores de la construcción, los servicios y la agricultura. Se trata de un grupo de población de gran movilidad, en función de las grandes obras de contruccion o las temporadas de recolección en Huelva, Andalucía, Cataluña o Valencia.

Las autoridadas rumanas trasladaron a Caldera y Rubalcaba su "satisfacción" por los términos de la moratoria que consideran "flexible y muy favorable" para ambos países. España es el primer país de la UE en tomar esta decisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies