(Ampl.) El Gobierno propone a los agentes sociales rebajar hasta 1,5 puntos las cuotas sociales de empresas

Actualizado 21/07/2009 1:01:30 CET

Emplaza a patronal y sindicatos a posicionarse en la reunión que mantendrán el próximo miércoles, porque ya no hay más margen

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La reunión del diálogo social de hoy entre Gobierno y agentes sociales concluyó sin acuerdo, pero con una nueva propuesta del Ejecutivo en el que se incluye una reducción permanente de las cotizaciones sociales de las empresas por contingencias profesionales de 0,5 puntos porcentuales, y de un 1 punto adicional durante 2010, hasta 1,5 puntos, en cotizaciones sociales con carácter general, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales.

En cuanto a la ayuda de 420 euros para los parados que han agotado las prestaciones y el subsidio y han quedado sin ingresos, el Gobierno no ha introducido ningún cambio, con lo que sigue apostando por una aportación durante seis meses, en lugar de un año como piden los sindicatos, con la posibilidad de prorrogar durante otros seis meses más el 'Programa Temporal de Inserción'.

Desde UGT se indicó que las cuestiones relativas al absentismo laboral o el papel de las empresas de trabajo temporal no han sido modificadas en el nuevo borrador ofrecido por el Gobierno.

La reunión celebrada en Moncloa comenzó con algo de retraso, sobre las 19.15 horas de la tarde, y se prolongó hasta las 21.45 horas. En torno a la mesa se vieron las caras el director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Javier Vallés, el secretario general técnico de trabajo, Esteban Rodríguez Vera, los secretarios de Acción Sindical de UGT y CC.OO., Toni Ferrer y Ramón Górriz, y los responsables de Relaciones Laborales y Economía de la patronal, José de la Cavada y Enrique de la Lama-Noriega.

Previamente, representantes de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno se habían reunido bilateralmente, primero con los empresarios, a las 11.00 de las mañana, y después, pasadas las 16.00 horas de la tarde, con los sindicatos.

EL GOBIERNO PREVÉ COMPENSAR EL COSTE.

El documento contempla una reducción máxima de las cotizaciones sociales de las empresas 3,5 puntos porcentuales inferior a la demandada por la patronal, del 5%, pero 1 punto por encima, con carácter temporal, de la primera propuesta del Gobierno, de 0,5 puntos.

Esta reducción de 1,5 puntos de las cotizaciones durante el próximo año tendría un coste de 4.800 millones de euros para las arcas públicas, según los cálculos realizados por el Ejecutivo en el primer borrador remitido a los agentes sociales.

Si bien, el documento precisa que esta merma en los ingresos de la Seguridad Social se compensará a través de los "instrumentos oportunos" para evitar el déficit del sistema.

La reunión de hoy debía haberse celebrado el pasado jueves, pero la CEOE pidió su aplazamiento al considerar que cuestiones como la de las cotizaciones no estaban lo suficientemente concretadas en la nueva propuesta que el Gobierno remitió el pasado lunes a los agentes sociales.

LOS SINDICATOS SIGUEN VIENDO INSUFICIENTE EL BORRADOR.

Finalizado el encuentro, la patronal rehusó realizar valoraciones, pero los sindicatos mostraron ciertos recelos. El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, consideró "insuficiente" la propuesta del Gobierno de proporcionar una prestación de 420 euros durante seis meses, en lugar de un año, a aquellos desempleados que hayan agotado las prestaciones y subsidios.

En este punto, coincidió con el secretario de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Górriz, quien consideró que esta ayuda se sigue "quedando corta". Además, aseguró que la reducción de las cotizaciones sociales es "una agresión a la Seguridad Social" que "pone en peligro" el sistema. "Es una cuestión prematura y fuera de lugar", añadió.

Por otro lado, el Gobierno emplazó a los agentes sociales a que se posicionen en la reunión a tres bandas que mantendrán el próximo miércoles. Al respecto, Ferrer indicó que el Gobierno ha dejado ver a los agentes sociales que "no puede ir más lejos" en sus propuestas, pero consideró que "hay base para negociar".

Por su parte, Górriz consideró que CC.OO. mantiene el "espíritu de acuerdo", pero entendió que aún hay temas en el aire como las cuestiones de participación de los sindicatos, a lo que añadió que la negociación no se puede plantear "en clave de qué se lleva cada uno".

Así, el encuentro tripartito de hoy tendrá una nueva expresión en la cena que reunirá el miércoles al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con los dirigentes de CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez, Gerardo Díaz Ferrán y Jesús Bárcenas, respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies