Economía/Empresas- El Gobierno cierra la liquidación de Izar al autorizar medidas laborales a 64 trabajadores de Manises

Actualizado 02/11/2007 12:39:58 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros autorizó hoy la aplicación de medidas laborales y de seguridad social a 64 trabajadores de la planta de Manises de Izar, con lo que finaliza la liquidación ordenada de los centros de trabajo de la empresa, acordada por los agentes sociales en 2004.

La decisión de hoy conlleva la asunción por parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros para resolver la situación laboral de los 64 trabajadores. En total, el plan tendrá un coste para la Administración General del Estado de 5,1 millones de euros.

El pasado mes de junio, la comisión liquidadora de Izar declaró desierto el proceso de venta de los activos de la planta de Manises, tras lo que puso en marcha la liquidación de los activos con vistas a cerrar la planta una vez hubiera quedada resuelta la situación laboral de los trabajadores.

De esta forma culmina el proceso iniciado en diciembre de 2004 para resolver la situación de la empresa. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) cerró un acuerdo con los agentes sociales que incluía la liquidación ordenada de los centros de trabajo de Gijón, Sestao, Sevilla y Manises.

En los tres primeros fue posible la venta de los activos a astilleros privados y la continuación de la actividad, lo que no ocurrió en Manises, donde la SEPI, Izar y los sindicatos firmaron a comienzos de octubre un acuerdo que, a la vista de las dificultades para vender la planta, garantizaba los derechos laborales de los trabajadores.

La empresa y los representantes de UGT, CC.OO., y USGT ya disponían con anterioridad de un plan laboral para los trabajadores de todos los centros, que fue aprobado por el Gobierno en febrero de 2005.

ACUERDO DE OCTUBRE.

El acuerdo de octubre para Manises incorporaba un ERE para la totalidad de la plantilla del centro. Los 64 trabajadores cuyas condiciones laborales han sido aprobadas hoy son los que acreditan una antigüedad mayor a cinco años y han nacido antes del 31 de diciembre de 1957.

El acuerdo contempla además un plan de recolocación para los que no queden incluidos en este grupo, asó como un plan de bajas indemnizadas que se aplicará a trabajadores que no puedan acceder a los dos planes anteriores.

El proceso de recolocaciones deberá estar cerrado antes del 31 de enero de 2008 y se garantizará en todo caso la incorporación a un centro de Navantia a los trabajadores que no puedan acceder al plan de jubilaciones en condiciones sociolaborales y económicas equivalentes a las mantenidas en Izar.