Fidalgo dice sentirse "atónito" ante el debate que ha generado un estudio sobre las balanzas fiscales

Actualizado 30/11/2007 12:59:52 CET

Asegura que en un proceso de diálogo hay que verse las caras, pero "no sobarse los morros" y pide al Gobierno que vigile los precios

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, afirmó hoy que está "atónito" por el debate que ha generado el estudio de la Fundación BBVA sobre las balanzas fiscales autonómicas y confesó que le hubiera gustado que se publicaran estos datos cuando comenzó a hablarse de la financiación autonómica.

"Todo el debate que hay ahora ante la aparición de determinados cálculos sobre las balanzas fiscales me tiene atónito. Me hubiera gustado que cuando empezó el debate sobre financiación autonómica alguien hubiera puesto encima de la mesa estos datos para saber de qué estábamos hablando", explicó.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Fidalgo dijo que no se siente "extrañado" por las cifras reflejadas en dicho estudio, sino porque datos como éstos se hayan "ocultado" o no se hayan difundido antes.

"Si nos ponemos, por ejemplo, a discutir quién va a ganar la Liga de Fútbol en España y no sabemos como está la tabla y cómo se ha comportado cada equipo, posiblemente lo que hagamos sea una especie de quiniela en falso con muy pocas posibilidades de acertar. No se nos puede pedir a los ciudadanos que nos decantemos emocionalmente por no sé qué cosa sin saber que los resultados de decantaciones emocionales pueden quebrar cuestiones como la cohesión y la solidaridad", advirtió.

Según el estudio presentado recientemente en la Fundación BBVA y elaborado por los profesores Ezequiel Uriel y Ramón Barberán, Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares son las cuatro regiones que presentaron en el periodo 1991-2005 una balanza fiscal negativa, es decir, que recibieron menos de la Administración Pública Central de lo que aportaron con sus ingresos.

El saldo negativo de Madrid, que ascendió a una media de 12.304 millones de euros en el periodo antes mencionado, duplicó al de Cataluña (-6.934 millones de euros) y se situó muy por encima del de Baleares (-770 millones) y del de la Comunidad Valenciana (-228 millones).

VIGILANCIA DE PRECIOS Y "SUBASTAS ELECTORALES".

Por otra parte, Fidalgo se refirió al incremento que ha experimentado la inflación y a sus repercusiones negativas sobre los bolsillos de las ciudadanos con menor renta disponible. El dirigente sindical pidió al Gobierno que active todos los mecanismos disponibles para vigilar los precios, pues aunque su fijación no es competencia del Ejecutivo, sí hay "excesos" que puede castigar.

En cuanto al modelo salarial defendido por los sindicatos, basado en la moderación y en las cláusulas de garantía para evitar pérdidas de poder adquisitivo, Fidalgo subrayó que se trata de una "estrategia adecuada", que ha sido muy alabada, por lo que criticó que ahora "hasta eso parezca mucho".

Preguntado por las repercusiones electorales del "desboque" de la inflación, el secretario general de CC.OO. indicó que lo que ve es que en la "parrilla de salida" de los comicios de marzo "hay una especie de empate y muchas ofertas brillantes" que no son otra cosa que "subastas electorales". "Me parece que, para lo que nos queda, los políticos deberían ser un poco más generosos, más modestos y realistas", opinó.

DIÁLOGO SÍ, PERO SIN "SOBARSE LOS MORROS".

En cuanto a su relación con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Fidalgo afirmó que "se llevan normal" y defendió el diálogo, pero desde la distancia y con el respeto a la autonomía de cada parte.

"Yo creo en el diálogo, pero creo que en el diálogo las dos personas que se miran tienen que respetar sus intereses y estar sentados con una mesa por medio que les permita verse la cara pero no sobarse los morros. Quizá la gente aprecia esa distancia y la quiere ver como hostilidad. Yo no soy hostil ni a las organizaciones empresariales ni a los gobiernos, al margen de las diferencias ideológicas, porque a mí no me pagan por exhibir ideología, sino por conseguir resultados", apuntó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies