La industria pierde 768.000 empleos en cinco años tras el "tsunami" de expedientes de regulación, según CCOO

Fábrica de Audi
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 16:10:17 CET

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El sector de la industria ha perdido 768.000 empleos en los cinco años que van de 2008 a 2012, después de haber sufrido un "tsunami" de expedientes de regulación de empleo y a pesar de ser la actividad sobre la que debería cimentarse la recuperación económica, señala CCOO en una nota.

En estos años, seis de cada diez empresas españolas del sector respondieron a la crisis con despidos, jubilaciones anticipadas y congelación de contrataciones, lo que da cuenta a juicio del sindicato del "fraude" de la reforma laboral y de la escasa utilización de fórmulas alternativas para afrontar el desplome de la actividad económica.

"El uso de los expedientes de regulación de empleo ha alcanzado niveles históricos durante el último lustro", hasta el punto de que el peso final del empleo se ha reducido en dos puntos y se ha situado en el 15%, lamenta.

Un estudio elaborado por la Secretaría de Estrategias Industriales de la Federación de Industria de CCOO concluye que la utilización de la fórmula del ERE se incrementó entre 2008 y 2012 un 430%.

Las empresas industriales recurrieron "en masa" a esta fórmula para afrontar la crisis, lo que supone "un ejemplo más de su profunda debilidad". En concreto, el incremento de los ERE dentro de este sector fue del 213%.

Los ERE de extinción se incrementaron un 9,3% en el sector, mientras que los de suspensión lo hicieron en un 107,2% y los de reducción de jornada se dispararon un 1.370%.

CCOO lamenta que, "por falta de cultura laboral", las medidas de flexibilidad pactadas apenas se han utilizado durante la crisis por parte del empresario español, que para justificar los recortes de plantilla ha esgrimido como argumento las causas económicas, seguidas de las organizativas y de producción.

Además, las sucesivas reformas laborales tanto del actual Gobierno como del anterior "empeoraron una situación que ya era dramática" y, en lugar de aportar flexibilidad interna a los procesos de reestructuración, "dispararon el despido masivo de trabajadores y trabajadoras y produjeron un incremento desorbitado del número de litigios", señala.

LITIGIOSIDAD.

El escenario actual, tras las últimas reformas, se caracteriza a juicio de CCOO, por un alto grado de litigiosidad y por una progresiva aclaración, a golpe de sentencia, de los puntos más conflictivos de la reforma laboral.

En 2012 se registró el número más alto de demandas por despido, solamente superado por las que se interpusieron en 2009, y coincidió con un deterioro económico "basado en la austeridad y en los fuertes recortes de gasto", señala CCOO, antes de calificar estas políticas de "fracaso en toda regla".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies