(Ampl.) Gobierno, empresarios y sindicatos rinden tributo a la OIT con motivo de su 90 aniversario

Actualizado 16/07/2009 16:27:22 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Gobierno, empresarios y sindicatos españoles rindieron hoy un homenaje en Madrid a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con motivo de su 90 años de vida, en un acto celebrado en el Hotel Intercontinental que contó con las presencias destacadas del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, entre otros.

El acto, organizado por la propia OIT, se abrió con la proyección de un vídeo en el que se repasaban los 90 años de existencia de una organización que tanto los dos ministros como los representantes sindicales y empresariales coincidieron en resaltar como fundamental para la defensa y promoción de los derechos laborales y sociales.

Así, el ministro de Asuntos Exteriores destacó que la OIT ha sido y es una organización "clave" en la definición y protección de los derechos laborales y en la defensa y promoción de los derechos humanos. Moratinos señaló además que el objetivo de trabajo decente que se defiende desde la OIT es aún "más esencial" en la actual situación de crisis económica mundial.

Corbacho, por su parte, expresó su respaldo al Pacto Mundial sobre el Empleo adoptado por la OIT y tanto él como Moratinos celebraron la presencia de la OIT en la próxima cumbre del G-20 de septiembre, ya que consideró importante que la voz de esta organización "se oiga en el momento de tomar las grandes decisiones que afectarán a la nueva gobernanza económica y financiera".

Por su parte, la directora ejecutiva de la Oficina del director general de la OIT, María Angélica Ducci, abundó en que el empleo y la protección social deben ser el elemento central de todas las políticas económicas contra la crisis, tal y como se constata en el Pacto Mundial sobre el Empleo adoptado recientemente por la organización.

TOXO: CRISIS NO PUEDE SER LA EXCUSA PARA RETROCEDER.

También intervino en la inauguración de este acto el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, que comenzó su discurso recordando que la OIT es una organización "decana" dentro de los organismos internacionales y una institución "muy apreciada" por el sindicalismo español.

"La OIT ha sido imprescindible para el avance de los derechos sociales y laborales", destacó el dirigente sindical, que expresó además su apoyo al Pacto Mundial sobre Empleo adoptado por esta organización.

Toxo advirtió de que la actual crisis económica "no puede ser una excusa o una coartada" para hacer retroceder los derechos sociales y laborales, por lo que consideró muy importante que la OIT vaya a estar presente en la próxima cumbre del G-20.

Toxo manifestó que no hay una sola forma de encarar la crisis y que una de las herramientas para hacerlo es el diálogo social. En España, dijo, este proceso es un "ejemplo", aunque ahora mismo tenga por delante una "encrucijada".

"Se necesita algo más de iniciativa y volver a confirmar la fiabilidad de los interlocutores. Necesitamos un acuerdo que identifique elementos de solución a los problemas y eso no se encuentra en una revisión de la contratación y en aquellas medidas que pudieran crear condiciones difíciles para el mantenimiento del sistema de protección social", afirmó Toxo, en clara referencia a las demandas empresariales de crear un nuevo contrato con despido más barato y de rebajar en cinco puntos las cotizaciones sociales.

Toxo advirtió al respecto que reducir la eficacia del sistema de protección social sería apostar "por el abismo" y ello, añadió, sólo podría conducir a un "deterioro serio" de las relaciones sociales en España.

MÉNDEZ: LA IMPRONTA DE LA OIT.

Su homólogo en UGT, Cándido Méndez, que intervino en el acto de clausura de estas jornadas, aseguró que su sindicato "siempre ha creído" en la OIT, organización de la que dijo que ha hecho una labor "profundamente positiva" a lo largo de sus 90 años de vida.

Méndez señaló que la OIT ha dejado una "impronta fructífera" a nivel mundial desde su nacimiento y alabó que se haya erigido en "la conciencia social de la globalización", tarea que, según destacó, "está rindiendo frutos esperanzadores".

El dirigente sindical, que destacó la importancia de que la OIT vaya a tener presencia en la próxima cumbre del G-20, advirtió de que no se saldrá de la crisis sin proteger los derechos de los trabajadores, algo en lo que la OIT tiene un papel fundamental.

CEOE: LA OIT, UN "SOCIO NATURAL".

Por su parte, el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, resaltó que la OIT ha desarrollado a lo largo de sus 90 años de historia un "papel fundamental". "La OIT y el mundo empresarial son socios naturales para llegar al objetivo común de crear riqueza y empleo", reseñó Lacasa.

El dirigente empresarial apuntó que, desde la óptica de los empleadores, las acciones de la OIT deberían ir encaminadas a impulsar empresas competitivas y sostenibles, a elaborar una legislación laboral que estimule los empleos productivos, a promover normas laborales modernas y eficaces, y a reorientar sus programas hacia la creación de empleo.

Lacasa se refirió también al Pacto Mundial para el Empleo, del que dijo que se presenta como una hoja de ruta para el próximo futuro, ya que permitirá a cada país formular un paquete de medidas específico en función de sus necesidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies