(Ampliación) Salgado asegura que la reforma laboral "no es ningún sacrificio", sino una "ventaja"

 

(Ampliación) Salgado asegura que la reforma laboral "no es ningún sacrificio", sino una "ventaja"

Actualizado 17/06/2010 12:51:59 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, aseguró hoy que la reforma laboral "no es ningún sacrificio", pues los trabajadores conservan todos sus derechos y sólo afecta a los nuevos contratos, ofreciendo nuevas oportunidades a los jóvenes y adoptando medidas para reducir la temporalidad. "No es ningún sacrificio, es una ventaja", señaló.

Salgado, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, definió la reforma del Gobierno como "equilibrada", porque incorpora muchas sugerencias de los agentes sociales, y destacó que lo más importante del decreto es que "ataca" el problema de la dualidad entre trabajadores temporales e indefinidos y da a las empresas alternativas distintas al despido.

La vicepresidenta económica recordó que el 92% de los contratos que se hacen España son temporales, una cifra que, a su juicio, "no está dentro de la razonabilidad", pese a que los contratos temporales sean necesarios en algunas actividades, como el turismo.

Preguntada por las críticas que se le hacen a la reforma de que no contempla medidas para crear empleo habiendo más de 4,6 millones de parados, Salgado aseguró que "toda la reforma" va destinada a aumentar la productividad de los trabajadores y la competitividad de la economía, que es precisamente lo que crea empleo.

"Lo que crea empleo son las posibilidades que van a tener a partir de ahora los empresarios para crear empleo en mejores condiciones, tanto para los trabajadores como para las empresas. Un contrato indefinido favorece que el trabajador se forme en ese puesto de trabajo, que se pueda diseñar toda una vida laboral, que se pueda ir pasando de un sector a otro sector, puesto que se va a tener ese fondo de capitalización que el trabajador va a poder llevar consigo de una empresa a otra. Todo eso es lo que va a crear empleo", subrayó.

MÁS FLEXIBILIDAD PARA LAS EMPRESAS.

Salgado afirmó además que, junto al coste del despido, la reforma laboral aborda un tema muy importante, que es la flexibilidad interna en las empresas. Así, consideró un "gran avance" que la reforma contemple que sólo con el acuerdo de empresarios y sindicatos se puedan modificar las condiciones laborales en una empresa, incluso las salariales, cuando la empresa atraviese dificultades.

Al margen de la reforma laboral, Salgado reconoció que la economía española ha demostrado tener unos "fundamentos muy frágiles", pues al explotar la burbuja inmobiliaria, los ingresos tributarios han caído y se ha producido una situación de déficit que debe revertirse. "Hay que reducir lo antes posible el déficit, porque tenemos que pedir dinero a los mercados y los mercados nos lo cobran cada día más caro", manifestó.

Preguntada por cuándo se conocerá el llamado impuesto a los ricos, la vicepresidenta económica reiteró que éste se presentará en el marco de la Ley de Presupuestos, que es el escenario oportuno para hacerlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies