Báñez descarta acelerar la jubilación a los 67 y cifra en 10.000 millones el coste de las anticipadas

Santamaría y Fatima Bañez
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 16:29:18 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha descartado este viernes acelerar el retraso de la edad de jubilación a los 67 años y ha dicho que eso no es lo que Bruselas ha recomendado a España en sus informes.

"Las recomendaciones de la UE siempre han ido en la línea de acercar la edad real de jubilación a la edad legal. Nunca nos han pedido que acortemos los plazos", ha subrayado la ministra en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Báñez ha indicado que, con los cambios aprobados este viernes en la jubilación anticipada y parcial, lo que se hace precisamente es acercar la edad real (62,9 años) a la legal (65 años y un mes en 2013 y 67 años en 2027).

La ministra ha asegurado que no se puede pedir a los ciudadanos que se jubilen a los 67 años cuando "por la puerta de atrás" otros se están jubilando mucho antes de esta edad a través de fórmulas como la jubilación anticipada.

De hecho, Báñez ha hecho hincapié en que el 42% de las altas de jubilación en 2012 fueron anticipadas, con pensiones un 16% más caras que la media. En concreto, de las 300.000 jubilaciones producidas el año pasado, algo más de 127.000 se adelantaron a la edad legal.

El coste anual para el sistema de las jubilaciones anticipadas alcanza, según la ministra, los 7.000 millones de euros. A ello hay que sumar los casi 2.700 millones de euros que le cuesta a la Seguridad Social la jubilación parcial, cuyas pensiones son un 35% más caras que la media del sistema. Entre ambas, suman casi 10.000 millones de euros anuales.

COMISIÓN DE EXPERTOS PARA EL FACTOR DE SOSTENIBILIDAD.

La titular de Empleo ha explicado además que, en el plazo de un mes, se creará una comisión de expertos independientes que trabajará en la fórmula del llamado 'factor de sostenibilidad'. Dicha comisión remitirá un informe al Pacto de Toledo. También se hablará de este tema con los agentes sociales, según ha indicado Báñez.

La ministra ha asegurado que el Real Decreto-ley aprobado este viernes ha sido "dialogado intensamente" en el Pacto de Toledo, aunque no ha hablado de acuerdo.

"En líneas generales, todos los grupos parlamentarios coinciden en que hay que avanzar en la dirección que marca este Real Decreto-ley*", ha dicho la ministra, que ha añadido que el Pacto de Toledo es una comisión que hace recomendaciones y que es el Gobierno el encargado de diseñar las políticas.

Báñez ha insistido en que esta reforma, que ha calificado como una reforma "integral", es "coherente" con las recomendaciones de Bruselas y ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los españoles, asegurando que los "cimientos" del sistema de pensiones son "sólidos" y que la caída de la afiliación es "coyuntural" y debida a la crisis.

No obstante, ha añadido, el sistema tiene que afrontar desafíos demográficos importantes y para eso necesita ir haciendo reformas que garanticen su sostenibilidad. "Tenemos que actuar, pero tenemos un sistema sólido de pensiones", ha insistido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies