Economía/Laboral.- CC.OO. prevé un "calendario escalonado" de manifestaciones contra la reforma de las pensiones

Ignacio Fernández Toxo
EP
Actualizado 28/12/2010 13:25:09 CET

Los sindicatos se reunirán con el Gobierno en los primeros días de enero para intentar acercar posturas sobre las reformas pendientes

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. prevé que la reunión que mantendrán los secretarios generales de federaciones y territorios de la organización en el día de mañana defina un "calendario escalonado" de manifestaciones contra la reforma de las pensiones que prepara el Ejecutivo para el 28 de enero, y que culminaría con la convocatoria de una nueva huelga general como "último recurso".

Así lo pone de manifiesto el secretario de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, quien no quiso aventurar una fecha concreta para el segundo paro general tras el 29-S, si bien descartó que esta decisión se aplace hasta el mes de mayo, cuando se celebran elecciones municipales. "Si el Gobierno no cede, habrá sin duda movilizaciones", sentenció Lezcano en declaraciones a Europa Press.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, también advirtió de que si el Gobierno no retira su propuesta de retrasar la edad legal de jubilación a los 67 años y si suprime la ultraaactividad de los convenios, tal y como defiende la patronal, se augura un incremento de la conflictividad social. "Ahora estamos en una fase de análisis", indicó Ferrer a Europa Press.

Y es que, según confirmó Lezcano, sindicatos y Gobierno mantendrán reuniones discretas durante los nueve o diez primeros días de enero, en una serie de "tanteos" para tratar de encauzar las discrepancias sobre la reforma de las pensiones, la negociación colectiva y el mercado de trabajo.

A estas reuniones previsiblemente acudirá el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, para debatir con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

"TANTEOS" PARA EVITAR LA HUELGA.

Sin embargo, desde CC.OO. no se espera la participación del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque no se descarta que pueda incluirse en los contactos a un miembro del equipo de La Moncloa.

Pese a este 'amago' de restablecer los lazos del diálogo social, Ferrer no escondió su pesimismo sobre que estas conversaciones de principios de año puedan acabar fructificando. "Lo veo mal", admitió, al asegurar que el Ejecutivo está "abducido" por la política del recorte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies