CC.OO y UGT comunican por carta a Empleo su rechazo a la propuesta de subir el SMI un 0,6% en 2013

Toni Ferrer (UGT) Y Ramón Górriz (CC.OO.)
EUROPA PRESS
Actualizado 27/12/2012 15:28:45 CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, han remitido una carta al director general de Empleo, Xavier Thibault, para responder a la propuesta de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) un 0,6% en 2013.

Ambos sindicatos le han transmitido su "rechazo" y exigen que se recupere el poder adquisitivo perdido desde 2009 y que se mantenga el próximo año, tanto en el caso del SMI como en el del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (Iprem), congelado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.

En la misiva, los sindicatos argumentan que incrementar un 0,6% el SMI --apenas cuatro euros más al mes, hasta los 645,30 euros-- "supondrá nuevas pérdidas de poder adquisitivo". Por el contrario, instan al Gobierno a que "el SMI recupere el poder de compra perdido desde 2009 y se mantenga en 2013".

Para recuperar el poder de compra perdido en el caso del Iprem, los sindicatos solicitan la reforma del artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, para asentar sobre nuevas bases su actualización anual, y el establecimiento de una "actualización automática" de este indicador, similar al que se aplica para las pensiones, que han venido vinculando a la evolución del IPC.

Asimismo, desde CC.OO. y UGT se denuncia en la misiva que el Gobierno ha incumplido su obligación de informar y realizar una consulta con los interlocutores sobre la cuantía del Iprem.

ALUSIÓN "INTERESADA" AL ACUERDO DE NEGOCIACIÓN COLECTIVA.

Por otro lado, los sindicatos echan en cara a Empleo la vinculación que ha realizado de la subida del 0,6% del SMI con el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), firmado por los sindicatos y la patronal para el periodo 2012-2014.

En su opinión, "es claramente interesada" y "no tiene ninguna justificación", ya que, según recuerdan, el Gobierno es el que tiene la obligación legal de determinar el salario mínimo. "Especialmente cuando a la firma de este acuerdo el 25 de enero de 2012, el Gobierno respondió apenas dos semanas después en sentido contrario promulgando la última reforma laboral", añaden.

Para finalizar, en la carta se señala que "la crisis económica no puede servir de excusa para no avanzar progresivamente hacia la consecución del objetivo de que el SMI sea el 60% del salario medio neto suscrito en la Carta Social Europea".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies