Corbacho resta importancia a que se haya aplazado la reunión y cree que la próxima semana será clave

Actualizado 16/07/2009 15:59:18 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, restó hoy importancia a que, a petición de la CEOE, se haya aplazado al lunes la reunión prevista para esta tarde y consideró que incluso es hasta "razonable" que Gobierno y agentes sociales se hayan dado unos días para analizar los temas que están sobre la mesa y concretar y cuantificar ideas.

De hecho, dijo Corbacho, su Ministerio está trabajando con el de Economía y Hacienda para ver la disponibilidad presupuestaria de algunas medidas, como es el caso de la rebaja de cotizaciones sociales.

Corbacho, en declaraciones a la prensa antes de asistir a la clausura de un acto para conmemorar los 90 años de existencia de la OIT, dio a entender que la semana próxima será clave para el devenir del diálogo social.

"Es evidente que el lunes deberemos entrar en materias concretas. El diálogo social no va a estar abierto toda la legislatura, debemos trabajar sin prisas pero sí con suficiente intensidad para llegar a un acuerdo lo antes posible. Yo creo que la semana que viene, estoy absolutamente convencido, de que todas las posiciones se van a mover en la dirección de llegar a un acuerdo", aseguró.

El titular de Trabajo subrayó que el Gobierno "no contempla la hipótesis" de firmar sólo un acuerdo con la parte sindical y dejar de fuera a la CEOE. "En este momento contemplamos la hipótesis de un acuerdo tripartito", insistió el ministro, que recordó que el proceso de negociación actual no es nuevo, sino que viene de atrás, de hace un año, cuando las tres partes firmaron la Declaración para el Diálogo Social. Corbacho precisó que, a raíz de la crisis, lo que se ha hecho es ampliar un poco el contenido de aquella Declaración.

El ministro declaró que las tres partes siguen apostando por el diálogo social y que el Gobierno cree que hay "bases suficientes" para que haya un acuerdo. Corbacho dijo que la intención del Ejecutivo no es poner fechas para su consecución, pero remarcó que la crisis "no entiende de calendarios" y la sociedad está pidiendo un acuerdo lo antes posible. "Yo espero que la semana que viene pueda haber resultados positivos", subrayó.

NO SE SUBIRÁN IMPUESTOS PARA RECORTAR COTIZACIONES.

Preguntado por si el Gobierno subirá impuestos para financiar la rebaja de cotizaciones sociales que estudia en el marco del diálogo social, Corbacho negó tal posibilidad y recordó que en la agenda del Ejecutivo no se incluye ninguna subida impositiva.

En este sentido, explicó que la propuesta de rebaja de cuotas que ha hecho el Gobierno no la hace para compensarla con impuestos, pues su financiación dependerá de un reestructuración interna en el sistema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies