Deportista profesional y entrenador deportivo, las ocupaciones más difíciles de cubrir en toda España

Actualizado 27/08/2006 13:45:00 CET

Según datos del Inem, también hay problemas para encontrar empleados de hogar, albañiles, cocineros, panaderos y pastores, entre otros

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Deportista profesional y entrenador deportivo son actualmente las ocupaciones más difíciles de cubrir en todo el territorio nacional, según se recoge en el último Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura (CODC) que elabora trimestralmente el Instituto Nacional de Empleo (Inem) y cuyos datos recoge Europa Press.

El CODC, lanzado hace un año por el Ministerio de Trabajo, es un listado por provincias que permite a los empresarios contratar en origen a trabajadores extranjeros no comunitarios, siempre que las ocupaciones que se ofrezcan sean de difícil cobertura y no existan demandantes de empleo nacionales.

El empresario interesado en contratar en origen a un trabajador extranjero sólo necesitará consultar este catálogo para conocer si el puesto que necesita ser cubierto no cuenta con candidatos suficientes.

Si la ocupación que precisa aparece en el listado del CODC, el empresario podrá solicitar la autorización de residencia y trabajo para el trabajador extranjero que desea contratar, y ello sin necesidad de presentar una oferta de trabajo en los servicios públicos de empleo.

FALTAN EMPLEADOS DEL HOGAR.

De acuerdo con el catálogo elaborado para el tercer trimestre de 2006, al que ha tenido acceso Europa Press, las actividades de más difícil cobertura son actualmente las de deportista profesional y entrenador deportivo, ocupaciones que aparecen en la lista de todas las provincias españolas.

También existen problemas para encontrar empleados del hogar, ocupación que figura en el listado de más de 30 provincias españolas; albañiles y cocineros, que aparecen en más de una veintena de provincias como ocupaciones difíciles de cubrir; o camareros, encofradores, fontaneros y panaderos, profesiones presentes en la lista de un tercio de provincias.

Un caso especialmente llamativo es el relacionado con las ocupaciones de buques mercantes. En la mitad de las provincias españolas empleos como oficiales radioeléctricos de la marina mercante, pilotos o jefes de buques mercantes, maquinistas navales o incluso cocineros de barco, aparecen como ocupaciones de difícil cobertura, y no sólo en zonas geográficas ligadas al mar.

Otras ocupaciones que se repiten en la lista por regiones como complicadas de cubrir son las de socorrista, carpintero, peón agrícola, instalador electricista o incluso pastor, todas ellas presentes en el catálogo en más de una docena de provincias.

Anecdóticos son los casos de actividades como las de animadores geriátricos y domadores o entrenadores de caballos, que figuran como empleos de difícil cobertura en una provincia.

En el CODC se incluyen otras ocupaciones llamativas que son muy complejas de cubrir, como la de médicos especialistas en medicina tropical, queseros, guardeses, músicos instrumentistas, vendedores ambulantes, peluqueros de perros, lavacoches, sepultureros, embalsamadores o esquiladores.

CONTRATACIÓN CON "NOMBRE Y APELLIDOS".

La principal diferencia del CODC con el sistema del contingente es que, en este caso, la contratación en origen es nominal, es decir, que el empresario solicita un trabajador extranjero concreto, con su nombre y apellidos.

Así, el proceso de reclutamiento y selección corresponde únicamente al empresario, quien podrá ayudarse de los servicios exteriores del Estado español y de sus agregadurías laborales para hacer saber en el país de origen del trabajador extranjero sus necesidades de empleo.

Una vez conocido si la ocupación es considerada de difícil cobertura y habiendo encontrado ya al trabajador inmigrante no comunitario que desea contratar, el empresario deberá solicitar la autorización de residencia y trabajo, que será válida por un año. Se comprobará entonces que el empresario es solvente y está al corriente de sus pagos y que el extranjero que se quiere contratar no se halla irregularmente en España.

Por su parte, el trabajador extranjero elegido por el empresario para cubrir su vacante de empleo deberá tramitar en su país los papeles necesarios (visado, certificado que acredite no tener antecedentes penales y certificado médico) para que, una vez en España, pueda formalizarse el contrato y registrarse en el Inem.

Desde el momento en el que el empresario realiza su solicitud hasta la llegada a España del trabajador inmigrante seleccionado pasa aproximadamente un mes, periodo que reduce a más de la mitad los trámites que se requerían anteriormente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies