Ferrer (UGT) dice que la reforma laboral va a condicionar el desarrollo de las relaciones laborales

Secretarios de Acción Sindical de UGT Toni Ferrer
EP
Actualizado 29/11/2010 16:03:44 CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido de que la reforma laboral va a condicionar el desarrollo de las relaciones laborales, y ha denunciado que en los tres meses que lleva vigente esta ley, la contratación temporal ha aumentado siete décimas, hasta situar la tasa de temporalidad en el 25,6%, mientras que la contratación indefinida ha disminuido.

Toni Ferrer ha realizado estas declaraciones en unas jornadas organizadas por 'El Nuevo Lunes' y AXA sobre "Trabajo, pensiones y políticas de ahorro e inversión: las reformas que vienen". En ellas, Ferrer ha recordado que la reforma laboral "actúa en mayor medida en el terreno estructural", no sobre el desempleo.

El dirigente sindical ha asegurado que, aunque la norma se planteaba reducir la segmentación y la dualidad, no hay medidas que reduzcan ni lo uno ni lo otro, sino al contrario.

"(La reforma) estimula la contratación temporal, centra todo el debate en el despido con fórmulas para que tenga carácter preventivo y subjetivo, propone la financiación para el despido; y se adentra en la reforma de la negociación colectiva, debilitando los convenios colectivos", ha denunciado.

Durante su intervención, el secretario de Acción Sindical de UGT ha recordado que los interlocutores sociales han abogado por la reforma de las políticas activas desde 2004, aunque, para Toni Ferrer, la reforma que plantea el Gobierno presenta tres dificultades.

En primer lugar, dificultades presupuestarias, ya que se plantea una reducción de las partidas previstas en la Ley General de Presupuestos del Estado de 5,5 puntos. La segunda es la apertura de los servicios públicos de empleo a actores privados; y, la tercera, la necesidad de combinar las políticas activas con las pasivas.

Asimismo, Ferrer se ha referido a la negociación colectiva, destacando que el modelo vigente ha permitido que empresas y trabajadores lo consideren útil para resolver sus problemas.

El secretario de Acción Sindical de UGT ha recordado que empresarios y sindicatos firmaron un acuerdo de negociación colectiva para el periodo 2010-2012 que apuesta por la moderación salarial, que debe garantizar las cláusulas de revisión salarial y que pone el acento en buscar fórmulas de flexibilidad negociada y elementos de participación para afrontar situaciones de dificultad económica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies