La huelga en Francia obtiene un seguimiento del 61,5%, algo menos que en octubre

Actualizado 14/11/2007 14:27:52 CET

Gobierno y sindicatos abrirán las negociaciones en las empresas afectadas por la reforma de los regímenes especiales de jubilación

PARIS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La huelga nacional en el sector del transporte por ferrocarril en contra de la reforma de los regímenes especiales de jubilación registró a las 11.00 horas un seguimiento del 61,5% de los trabajadores de la Sociedad Nacional de Ferrocarril (SNCF), algo menos que el apoyo que tuvo a la misma el paro del pasado 18 de octubre, que fue del 73,5%, según la dirección de la empresa.

Mientras, Gobierno y sindicatos abrirán negociaciones en las empresas afectadas por la reforma, según anunció el secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), Jean-Louis Malys, tras su encuentro con el ministro de Trabajo, Xavier Bertrand, que ha recibido a lo largo de la mañana a los representante sindicales para intentar salir del conflicto.

"No estamos en una lógica únicamente de enfrentamiento, estamos en una lógica de negociación. La cuestión es sobre qué vamos a trabajar a lo largo de esta jornada", dijo Malys. El Elíseo se habría mostrado de acuerdo en mantener negociaciones tripartitas sobre la reforma de los regímenes especiales.

La apertura sindical se inició ayer cuando el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Bernard Thibault, se mostró dispuesto a abrir "rondas de negociación tripartita con las direcciones de las empresas y los respresentantes estatales sobre cada uno de los regímenes especiales", mientras que hasta la fecha exigía una "negociación global".

Por su parte, la presidenta de la SNCF, Anne-Marie Idrac, saludó que la CGT haya aceptado finalmente negociar porque "no hay otra salida" más que la de la negociación en la empresa.

Según una encuesta que hoy publica 'Le Figaro', siete de cada diez franceses son partidarios de que el Gobierno no ceda a las reivindicaciones de los sindicatos. Así, el 68% de los franceses "no aprueba" las peticiones salariales de los trabajadores de la SNCF, de la RATP, EDF y GDF, frente al 31% que las secundan.

Son los electores de la socialista Ségolène Royal los que aprueban en un 57% las peticiones de los huelguistas y los de la izquierda no socialista, que son el 70%. En el lado opuesto, los votantes del presidente Nicolas Sarkozy y el centrista François Bayrou están en mayoritariamente en contra (un 88% y un 80%, respectivamente). La encuesta revela un dato interesante: el 55% de los trabajadores del sector público cree que la huelga "no está justificada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies