El Índice Laboral Manpower augura un modelo ocupacional basado en la inmigración

 

El Índice Laboral Manpower augura un modelo ocupacional basado en la inmigración

Actualizado 10/05/2006 15:02:42 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La 28ª edición del Índice Laboral Manpower revela que España pasará de un modelo ocupacional basado en la población nativa a otro dependiente de la población inmigrante. El estudio presentado hoy, asegura que más del 50% del crecimiento de la población activa en los últimos años diez proviene de la inmigración, ya que de los 4,7 millones de nuevos activos entre 1995 y 2005, sólo 2,3 millones fueron nativos.

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver, encargado de presentar el estudio, apuntó que los motivos de este crecimiento son el descenso de la tasa de natalidad sufrida en España desde finales de los años setenta conjugada con la aceleración de la demanda de ocupación que subyace del crecimiento de la economía.

La coincidencia de estas dos circunstancias, que el profesor Oliver llamó "efecto llamada", explicaría que la inmigración acapare el 88% del crecimiento de la población potencialmente activa en este periodo, y que desde el año 2000 se haya acusado un agotamiento de la mano de obra en la población comprendida entre los 16 y los 39 años.

Oliver expuso también que si la tasa de actividad española ha centrado su crecimiento en el grupo de edad de más de 45 años, caminamos hacia un agotamiento de la población activa española, que hará que el modelo ocupacional dependa de los potenciales trabajadores más jóvenes, mayoritariamente inmigrantes. De hecho, la población inmigrante ha absorbido el 34% de los nuevos empleos en los últimos diez años, de los cuales el 40% los han ocupado extranjeros de entre 25 y 39 años.

PREVISIONES EN EL MODELO OCUPACIONAL

Ante este "choque migratorio", el profesor Oliver señaló que España se va a "convertir inexorablemente en una población mestiza", por cuanto es necesario cubrir el "agujero demográfico" existente con población no nativa que aporte los activos que el progresivo crecimiento de la economía demanda.

Oliver se refirió también a los posibles cambios que podría introducir la reciente reforma laboral por cuanto tratará de mitigar la temporalidad, ligada tradicionalmente a la población inmigrante. En su opinión, "el efecto será nulo" ya que prescindir de la población inmigrante supondría, dada la necesidad de activos, ajustes salariales imposibles.

Asimismo, se refirió a las últimas decisiones de la UE por las que se permite el libre tránsito de trabajadores procedentes de los últimos países asociados. En esta línea, el catedrático apuntó la alta cualificación de los trabajadores de Europa del Este y aseguró que se trata "medida sensata".

Por último, manifestó que a medio plazo sería razonable una contratación en los países de origen de los inmigrantes con el fin de mejorar la calidad de los nuevos activos que seguirán sumándose "de forma creciente" en los próximos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies