La mitad de los 192 millones de parados que hay que el mundo son jóvenes de 15 a 24 años, según la OIT

 

La mitad de los 192 millones de parados que hay que el mundo son jóvenes de 15 a 24 años, según la OIT

Actualizado 22/06/2006 14:55:42 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El paro afecta a casi 192 millones de personas en todo el mundo, el equivalente al 6% de la población activa mundial, y de esa cantidad casi la mitad, unos 86 millones, son jóvenes de 15 a 24 años, según un informe elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este organismo advierte de que, en muchas economías, los jóvenes tienen más del triple de probabilidades que los adultos de verse en situación de desempleo. Ni los países industrializados ni los que se encuentran en vías de desarrollo están incrementando actualmente las oportunidades de empleo juvenil.

La OIT avisa en este informe de que el empleo sufre una crisis mundial, incluido el de los jóvenes. Para esta organización, no basta sólo con crear puestos de trabajo dirigidos a este colectivo, pues a las dificultades que usualmente encuentran los jóvenes en la búsqueda de un empleo se les une otro problema: que dicho empleo sea "decente".

Actualmente, prosigue la OIT, hay más jóvenes pobres o desempleados que nunca en la historia. Cerca de 106 millones de jóvenes tienen un trabajo, pero viven en hogares que obtienen menos del equivalente a un dólar diario. Además, millones de jóvenes con empleo están "atrapados" en trabajos ocasionales, temporales o a tiempo parcial.

Según cálculos de esta organización, si consiguiera reducirse a la mitad la tasa de paro juvenil, la economía mundial aumentaría al menos en 2,2 billones de dólares.

El empleo decente y productivo para los jóvenes es uno de los principales compromisos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En el marco de este compromiso, la OIT está promocionando políticas e iniciativas para fomentar el empleo juvenil.

FALTAN OPORTUNIDADES DE EMPLEO.

Según este informe, la economía mundial no está creando suficientes empleos para quienes acceden al mercado laboral. En este sentido, la OIT estima que durante la próxima década será necesario crear 40 millones de empleos anuales sólo para poder ajustarse al número de personas que buscan empleo.

En total, la población mundial ocupada asciende a más de 2.800 millones de personas. De ellos, la mitad no ganan lo suficiente para situarse por encima del umbral de la pobreza de dos dólares diarios. Estos trabajadores se ubican principalmente en sectores no estructurados y en emplazamientos rurales y urbanos.

La OIT advierte además de que la falta global de oportunidades de empleo, está provocando además un déficit de trabajo decente. Cuando no es posible encontrar trabajo en casa, en la comunidad o en su sociedad, las personas lo buscan fuera, dando lugar a fuertes flujos migratorios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies