Los parados catalanes, riojanos y murcianos, los que menos posibilidades tienen de salir del desempleo

Actualizado 05/11/2006 12:28:03 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los desempleados de Cataluña, La Rioja, Murcia y Extremadura tienen pocas o muy pocas posibilidades estadísticas de abandonar el paro y encontrar un puesto de trabajo, según datos del Inem recogidos por Europa Press.

Por el contrario, los parados navarros son los que mejor lo tienen para salir del desempleo, pues sólo uno de cada cuatro tiene pocas o muy pocas probabilidades de no encontrar un puesto de trabajo.

Tampoco lo tienen mal los desempleados madrileños, los cántabros, los asturianos y los vascos, donde sólo un tercio de los parados tiene problemas para abandonar el desempleo.

Estos datos se obtienen a partir del índice de ocupabilidad que, desde este mes, publicará mensualmente el Ministerio de Trabajo. Dicho índice se elabora teniendo en cuenta una serie de variables, como el ámbito territorial de la búsqueda de empleo o la antigüedad de la demanda, entre otros factores.

Los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de octubre, reflejan que casi 930.000 personas, el equivalente al 46,6% de los cerca de dos millones de desempleados que estaban registrados en el Inem a finales del mes pasado, tenían pocas o muy pocas probabilidades estadísticas de encontrar un empleo.

En concreto, el 15,9% de los desempleados (316.804) tenían muy pocas posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, mientras que para el 30,7% (612.443 parados) las probabilidades eran bajas. Por su parte, el 35,6% (709.836 desempleados) presentaban un nivel de ocupabilidad medio, y sólo el 17,8% (353.753) tenían un grado de ocupabilidad alto.

LAS MUJERES LO TIENEN MÁS DIFÍCIL.

Por comunidades, casi seis de cada diez parados registrados en Cataluña y La Rioja en el mes de octubre tenían muy pocas o pocas posibilidades de salir del desempleo. En Murcia y Extremadura, esta situación afecta al 53% de sus parados, mientras que en Aragón alcanza casi a la mitad de los desempleados (49,9%).

También se encuentran por encima de la media nacional (46,6%) Andalucía y las dos Castillas, donde cerca del 48% de sus parados tiene problemas para abandonar el desempleo. Próximas al promedio nacional se sitúan Galicia (46,5%), Canarias (46%) y Comunidad Valenciana (44,5%).

Las regiones donde los parados tienen los menores índices de ocupabilidad baja o muy baja están encabezadas por Navarra, donde sólo el 26% de sus desempleados tiene pocas o muy probabilidades de encontrar empleo. Le siguen Madrid, con el 34,4%, Asturias (35,6%), Cantabria (36%), País Vasco (36,5%) y Baleares (39,6%).

En conjunto, las posibilidades de salir del paro son menores para las mujeres, para los trabajadores de mayor edad, para los que tienen menor nivel de estudios, para los demandantes de más antigüedad, y para los perceptores de prestaciones, especialmente los que cobran ayudas asistenciales, subsidios para mayores de 52 años y la Renta Activa de Inserción (RAI).

Cuanto más amplio es el ámbito territorial de búsqueda de empleo, más probabilidades hay de encontrar un puesto de trabajo. Así, el ámbito geográfico de búsqueda, y la antigüedad de la demanda son factores fundamentales para determinar la ocupabilidad de los desempleados.

El perfil de los parados con menos probabilidades de encontrar un puesto de trabajo coincide con aquellos demandantes que presentan una antigüedad de un año o más, que circunscriben su ámbito de búsqueda a su término municipal, que demandan menos de tres ocupaciones, y que pertenecen al colectivo específico de perceptores del subsidio de mayores de 52 años y de beneficiarios de la RAI.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies