Economía/Laboral.- Rubalcaba dice que la reforma "no es inexorable" y critica la "disyuntiva" entre trabajo y derechos

Secretario General Del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 12:58:48 CET

Reprocha que se obligue a los españoles a "elegir entre la sartén y el fuego" mientras la reforma "rebaja derechos y aumenta el paro"

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha criticado este miércoles al Gobierno por "obligar a los ciudadanos a elegir entre la sartén y el fuego", es decir, entre sus derechos o la creación de puestos de trabajo, con la reforma laboral que ha aprobado, y ha recordado a los españoles que el cambio normativo "no es inexorable" tal cual está redactado, sino que se trata de "una decisión ideológica".

Durante la apertura de la Jornada Parlamentaria sobre la Reforma Laboral organizada por el grupo socialista en el Congreso y a la que han asistido diputados, senadores y portavoces de Empleo en los Parlamentos autonómicos, el líder de los socialistas ha reconocido que las reformas son necesarias para afrontar la crisis, pero ha rechazado que las propuestas que plantea el Ejecutivo sean la única vía posible.

"Lo que se nos presenta como una reforma inevitable no lo es. No hay nada inexorable en la reforma, hay una decisión política, ideológica, del Gobierno. Muchas cosas no son nuevas. Hay innovaciones, pero la música suena como suena, no es un recetario desconocido", ha dicho.

DISYUNTIVA ENTRE DERECHOS O TRABAJO

Así, ha denunciado que el contexto político y económico permite "obligar a veces a los ciudadanos a elegir entre la sartén y el fuego en materia de política impositiva, de recortes, etcétera". "La perspectiva del Gobierno es una disyuntiva entre derechos y trabajo: o renunciamos a los derechos o no habrá más trabajo", ha reprochado Rubalcaba.

A su entender, estos planteamientos se derivan de un contexto político de "predominio abrumador de recetas neoliberales, conservadoras", que ha hecho que "la desregulación financiera origen de la crisis sea un vago recuerdo" y que de la refundación del capitalismo se haya pasado a intentar "olvidar la socialdemocracia".

"Ya hemos encontrado el origen de los problemas, que es una apetencia desordenada por parte de los trabajadores de sanidad pública, de igualdad de oportunidades, etcétera. Éste es el origen de la crisis", ha ironizado el dirigente del PSOE, acusando al Gobierno a renglón seguido de haberlo "hecho especialmente mal", porque "ha elegido la sartén y el fuego" al hacer una reforma que, a su juicio, "rebaja derechos y, además, aumenta el desempleo".

REFORMA "INJUSTA E INEFICAZ"

Así, Rubalcaba ha insistido en los aspectos más "injustos" de la reforma aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, comenzando por su decisión de "optar por la imposición en lugar de por el acuerdo" y por su apuesta por "competir a base de bajar salarios". "Eso es algo que la economía española no debe ni puede permitirse, porque siempre habrá alguien dispuesto a bajarlos aún más", ha recordado.

Frente a eso, ha apostado por un modelo que fomente la competitividad a través de "la educación, la formación, la innovación o la investigación" asuntos sobre los que, según Rubalcaba, "casi no hay nada en la reforma laboral".

También ha pronosticado que con el cambio normativo, que se convalidará en el Congreso el próximo 8 de marzo, España irá hacia un modelo con "muchos trabajadores no amparados por ningún convenio colectivo", lo que "es injusto y no favorece la cohesión social" además de generar problemas en la aplicación de políticas como las de conciliación o igualdad que, con los 'descuelgues', dejarán de aplicarse en gran número de empresas, por lo que se deberán buscar caminos alternativos.

"Quien asume la flexibilidad como paradigma de su reforma laboral acaba siendo inflexible. Vamos hacia una flexibilidad inflexible, porque serán unos los que decidan qué es flexible o qué flexibilidad se aplica. Y eso coloca a los trabajadores en una incertidumbre que no es buena. Tras esta reforma casi todo es revisable unilateralmente. Y quien piense que esto genera confianza se equivoca", ha apostillado.

MÁS DESIGUALDADES

Rubalcaba ha aventurado también que la reforma llevará a más despidos y a un aumento de las "desigualdades sociales" derivado de "una disminución brusca" de los salarios, que de forma generalizada se decidirá "unilateralmente" y que, además de "empeorar la competitividad" del país, será la principal fuente de ineficacia de la reforma, porque "detraerá un consumo que pasa ya por fases famélicas".

En este punto, se ha referido a los nuevos contratos para emprendedores, destinados a fomentar la contratación, pero que para el PSOE "serán contraproducentes, porque transformarán millones de contratos temporales con indemnización en contratos indefinidos por seis meses sin indemnización", generando más desconfianza. Asimismo, ha alertado de la "discriminación" que se generará entre los jóvenes con paro y los que nunca han accedido a un puesto laboral.

Tras reconocer que "existe la necesidad de una moderación de rentas", Rubalcaba ha reprochado a Rajoy que haya elegido la opción "más injusta, ineficaz y contraproducente económicamente", al imponer los cambios en vez de optar por "una moderación pactada en la cuantía y el tiempo", como la que acordaron sindicatos y patronal a finales de enero, que "sencillamente se ha orillado, se ha despreciado".

"El procedimiento no es bueno, porque la reforma no se ha consultado. El sustrato conservador de la reforma tampoco lo es, pero lo peor es probablemente que muchos miles de trabajadores verán alteradas sus relaciones laborales unilateralmente de manera muy negativa para sus derechos sin que eso suponga una mejora de las condiciones del país. Es una reforma nociva en la que, por mucho que la leo, no encuentro ventaja ninguna", ha resumido el líder socialista.

OTRA REFORMA ES POSIBLE

En este punto, Rubalcaba ha señalado que su grupo planteará una enmienda a la totalidad acompañada de un texto alternativo de reforma, y que en caso de no conseguir modificar los aspectos más importantes de la reforma, acudirán al Tribunal Constitucional (TC).

Así, aunque considera que lo necesario habría sido dar tiempo a las reformas aprobadas por el Ejecutivo socialista para dar su fruto --"Me sorprende que el Gobierno descubra ahora que necesitan tiempo para que se noten", ha recriminado--, ha precisado que su propuesta alternativa se basará tanto en el programa electoral con el que concurrió a los comicios del pasado 20 de noviembre, que incluye propuestas que ya se aplican en algunos estados de la UE, como en el acuerdo de moderación salarial y negociación colectiva de sindicatos y patronal.

"España pasa una situación económica difícil, pero sigue siendo uno de los países más avanzados del mundo. Y los socialistas no queremos que la salida de la crisis se base en la precariedad y la incertidumbre. Nos parece que ni es una fórmula de salir, ni es la única, ni es justa. Lo que está en juego es muy importante para muchos millones de españoles que están ahora trabajando o que lo harán en el futuro", ha concluido.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PSOE, Soraya Rodríguez, ha indicado que este tipo de jornadas buscan explicar la posición socialista ante reformas como ésta, y ha asegurado que "la rotundidad del 'no' no se debe a una razón ni de oportunidad ni de oportunismo político" sino que "hay honestidad ideológica" detrás.