La tasa de actividad registrará incrementos en el futuro, pero cada vez menores, según Banco de España

Actualizado 02/01/2008 13:32:38 CET

La entidad apuesta por reformas estructurales que promuevan mejoras en el funcionamiento del mercado de trabajo en España

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

La tasa de actividad en España seguirá registrando incrementos adicionales de cara al futuro, aunque cada vez menores, según se desprende del último boletín económico elaborado por el Banco de España.

Para la entidad, esta caída se debe a que los factores que han provocado el incremento de la tasa en los últimos años (el alza del nivel educativo medio de la población, el fuerte flujo de inmigrantes y el cambio generacional experimentado en las mujeres) seguirán desempeñando un papel importante, pero cada vez más reducido.

En concreto y en cuando a la estructura de la población nacional por edades, la entidad gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez considera que el previsible envejecimiento de la población española en las próximas décadas podría provocar un efecto negativo sobre la tasa de actividad en el medio y largo plazo.

No , según el BDE, estas proyecciones demográficas deben completarse con una previsión de la estructura educativa futura, ya que si continúa el incremento gradual del nivel de formación de la población española, las nuevas generaciones irán ganando peso, algo que presionaría al alza la tasa de actividad y compensaría el efecto negativo de una población trabajadora de mayor edad.

La tasa de actividad masculina será la más afectada por el envejecimiento de la población, que provocará una presión a la baja en una tasa que ha evolucionado favorablemente en los últimos años gracias a la positiva evolución de la economía española.

En cuanto a la estructura de la población por nacionalidades, el Banco de España indica que las proyecciones disponibles sobre entradas netas de inmigrantes en España moderan la contribución de la inmigración al crecimiento de la población en edad de trabajar en los próximos años y aventuran una atenuación del efecto positivo que la inmigración ha tenido sobre la evolución de la tasa de actividad agregada en los últimos años.

De cara al futuro, la tasa de actividad de los inmigrantes se verá afectada por el cambio del patrón en la composición de la nacionalidad del colectivo, ya que el peso de los extranjeros provenientes de países de la ampliación de la UE, Iberoamérica y África ha aumentado considerablemente.

Finalmente y en cuanto a los cambios en el patrón de participación laboral de los distintos colectivos de trabajadores, la institución señala que, previsiblemente, la participación femenina mantendrá un efecto positivo en el mercado de trabajo español hasta que las nuevas generaciones cubran todo el espectro de edades comprendidas entre los 16 y 64 años.

Además, considera que el factor que ha dominado en el pasado al colectivo femenino, el cambio en el comportamiento laboral de generación en generación, seguirá afectando en un futuro próximo a las mujeres e irá aproximando el patrón de participación femenino al masculino.

REFORMAS ESTRUCTURALES.

Por todo, el boletín del Banco de España concluye que España registrará incrementos adicionales de la tasa de actividad en el futuro, pero que estos incrementos cada vez serán menores, por lo que cree que hay que llevar a cabo reformas estructurales que promuevan mejoras adicionales en el funcionamiento del mercado de trabajo en España y que potencien las ganancias de eficiencia.

En este sentido, asegura que este es el camino para mantener la magnitud de los ritmos de expansión que ha registrado la tasa de actividad en los últimos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies