Economía/Laboral.- Los trabajadores de limpieza urbana de Madrid irán a la huelga indefinida a partir del 12 de mayo

Basurero, limpieza urbana
EP
Actualizado 28/04/2011 16:53:27 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la limpieza urbana de la capital irán a la huelga indefinida a partir del próximo 12 de mayo, según ha informado a Europa Press el secretario de este sector en UGT, Juan Carlos Rodríguez, que ha señalado asimismo que los días 5 y 8 de mayo se realizarán sendas concentraciones de protesta.

Los sindicatos han presentado este jueves la petición al Ministerio de Trabajo para poder realizar la huelga. Cuando reciban contestación, el Ayuntamiento de Madrid deberá reunirse con empresarios y trabajadores para fijar los servicios mínimos.

"La posición intransigente en la que siguen las empresas hace imposible avanzar la negociación. No quieren ni reunirse ni nada, y quieren que devolvamos dinero, así que hemos registrado nuestra petición de huelga en la delegación de Trabajo", ha explicado del Río.

Antes del día 12, los trabajadores de las cuatro concesionarias de la limpieza urbana --FCC, Cespa (Ferrovial), Sufi (Sacyr) y Urbaser (ACS)-- realiazarán otras movilizaciones. En concreto, el 5 de mayo a las 10.30 horas está prevista una concentración de delegados frente a la sede de Medio Ambiente (Pº Recoletos), y el día 7 a partir de mediodía trabajadores del servicio se concentrarán en la Puerta del Sol.

Con estas movilizaciones los sindicatos pretenden presionar a la patronal del sector, Aselimp, para conseguir alcanzar un acuerdo sobre el convenio laboral, que llevan negociando más de un año sin haber conseguido avances positivos, desde su punto de vista.

De hecho, del Río ha apuntado que "ésta es la única negociación en la que la segunda propuesta de la patronal es peor que la primera". Y es que además de pretender congelar los salarios durante los próximos tres años, las empresas concesionarias reclaman a sus empleados 5,2 millones de euros para cubrir los ingresos que, según dicen, no abona el Ayuntamiento de Madrid.

DEVOLVER DINERO

Según el portavoz sindical, Aselimp reclama que los trabajadores devuelvan el 5,5 por ciento de los sueldos que cobraron el año pasado, lo que supone una media de entre 800 y 1.000 euros por cada uno de los aproximadamente 6.500 trabajadores que se verían afectados por la medida. Tirando por lo bajo, 5,2 millones.

Y eso a pesar de que desde el pasado mes de agosto, cuando entraron en vigor las reducciones del 15 por ciento de media en los contratos que el Ayuntamiento tiene firmados con diferentes empresas concesionarias, los trabajadores han visto cómo aumentaba su carga de trabajo, al dejar de contratarse campañas especiales como la de Navidad, Verano o la Hoja.

"Ahora trabajamos más porque llevamos dos años sufriendo recortes, nos reducen la maquinaria, todos los trabajadores eventuales que había han sucumbido, y quieren dejarnos los sueldos congelados durante los próximos tres años", ha resumido el sindicalista.

Así, señala que el argumento de la patronal para defender estas peticiones es "que el Ayuntamiento no les paga y que ellos no pueden hacer nada". "Pero nosotros creemos que alguien intenta aprovecharse, ya que el Pisuerga pasa por Valladolid...", ha apostillado del Río.

Y es que, según ha recordado, el pasado 14 de marzo el Consistorio informó de que las empresas de limpieza viaria podrían cobrar las facturas que el Ayuntamiento les adeuda en bloques de tres meses cada vez a través de una línea de financiación bancaria que funciona por el sistema de 'confirming'.

Este sistema supone habilitar una posibilidad para descontar en el banco tres meses de facturas contra una línea de crédito especial que el Consistorio paga al banco después con el mismo dinero que habría empleado para pagar directamente a las empresas. El primer pago supuso una inyección para estas compañías de 155 millones de euros.

Además, según ha recordado el portavoz sindical, el retraso de casi un año en el pago de las facturas por parte del Ejecutivo municipal también supone que las cuatro concesionarias reciban "un 8 por ciento más por los intereses de demora".

Por último, del Río ha indicado que los trabajadores de las cuatro compañías que prestan servicio en municipios como Coslada, San Sebastián de los Reyes, Alcobendas o Parla también están invitados a apoyar estas manifestaciones, dado que sus condiciones laborales están vinculadas directamente al convenio que alcancen los trabajadores de Madrid.