UGT apuesta por una salida solidaria a la crisis basada en el diálogo social y negociación colectiva

Actualizado 04/12/2009 15:51:18 CET

OVIEDO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario Confederal de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, propuso hoy en rueda de prensa un proceso basado en el dialogo social y la negociación colectiva que apuesta porque "se plantee una salida solidaria a una crisis en la que todos pueden y deben hacer más".

El análisis realizado por Ferrer se enmarca en la Asamblea de Cuadros de UGT Asturias celebrada hoy, en la que se abordó la movilización del próximo día 12 de diciembre en Madrid y doce propuestas de la Unión General de Trabajadores entorno al diálogo social y la negociación colectiva.

La mayor dificultad para atajar la actual crisis es, según Ferrer, lograr "un diagnóstico, unos objetivos y unas medidas compartidas por todos". El sindicalista aseguró que la patronal española pretende "desmantelar la regulación laboral" y presenta "un diagnóstico interesado", basado en aumentar la temporalidad y el despido. Por su parte, UGT, según explicó Ferrer, "hace lo posible por salvar esos obstáculos".

En ese sentido, el secretario Confederal de Acción Sindical de UGT aseguró que en el mes de septiembre invitaron a la patronal a "recuperar las conversaciones para resolver la negociación colectiva pendiente de 2009", caracterizada por la no negociación (por primera vez desde el año 2002) de un acuerdo de negociación colectiva estatal y que además, "incumple convenios ya pactados".

El pasado día 18 de noviembre ambas partes alcanzaron un compromiso que logra que "los interlocutores sociales compartan diagnósticos y asuman compromisos".

También, y antes de finalizar el año, UGT se compromete a iniciar un acuerdo interfederal que oriente los convenios colectivos y que supondría una "herramienta para la negociación colectiva y, por tanto, una contribución a la recuperación económica".

Según Ferrer, en términos de diálogo social, son necesarias políticas de choque enfocadas al empleo, especialmente, para los jóvenes, que suponen un 40 por ciento del total de parados. Por ello, exigen a la Administración General del Estado que ponga en marcha un plan para dar "oportunidades a los desempleados".

En estas políticas de choque, Ferrer destaca dos elementos a discutir: la combinación de la reducción de jornada con el mantenimiento de empleo, y la revisión de la Ley 45 que supone "una máquina de destruir empleo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies