Fidalgo avisa de que CC.OO. será "muy exigente con cada euro de ayuda a las empresas"

Actualizado 24/04/2008 22:32:03 CET

Pide un papel más activo de los sindiatos en la toma de decisiones económicas

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, avisó hoy de que su sindicato será "muy exigente" con cada euro y con cada rebaja de cargas fiscales que se destinen a ayudar a las empresas, con el fin de garantizar que estas ayudas recaigan en los sectores más productivos en pro de reorientar el patrón de crecimiento y de mejorar la calidad del empleo.

Por su parte, la patronal de los promotores y constructores (APCE), en nombre del que ha sido el sector más dinámico de los últimos años, solicitó ayer al Gobierno, entre otras medidas, que adelante el cobro de la desgravación fiscal ligada a la compra de vivienda y deducciones en la letra de la hipoteca durante cinco años a quien compre una segunda vivienda para ponerla en alquiler, con el fin de desatascar la demanda y dar salida a su 'stock' de viviendas sin vender.

Así, Fidalgo, que pronunció una conferencia organizada por el Club Siglo XXI, mostró su preocupación por que se dé un uso adecuado a estas ayudas y, en este sentido, propuso incrementar la inversión productiva, tanto pública como privada, especialmente en I+D+i.

"No habrá mejora de la calidad del empleo si no hay mejora del tejido productivo. No hay reforma laboral que mejore la calidad del empleo. Y no iremos por esa vía si además vemos, ciclo tras ciclo, cómo los beneficios derivan a inversiones en sectores no competitivos", apostilló.

De este modo, Fidalgo reafirmó el interés de CC.OO. por volver a abordar en el marco de diálogo social, como se hiciera durante la pasada legislatura, el incremento en paralelo de la competitividad, la calidad del empleo y la cohesión económica y social, teniendo en cuenta, esta vez, que "los problemas económicos van a ser muy evidentes".

Según Fidalgo, las nuevas circunstancias harán medir más los pasos a dar. "La situación de la economía española e internacional nos marcarán y restringirán, nos obligarán a periodificar y a ser más exigentes y cuidadosos en cualquier acción acordada", aseguró.

Asimismo, según Fidalgo, "las circunstancias obligan a coordinar bien, por mor de la eficiencia, la política económica de los sectores públicos, y ello en materia de recaudación, de inversiones y transferencias".

MÁS ESTADO Y MÁS COORDINACIÓN.

Por otra parte, de cara a la legislatura que arranca, CC.OO. demanda un mayor protagonismo del Estado y una mayor unidad entre Gobierno y oposición, en primer lugar, en torno a los temas pendientes desde el pasado mandato, como el refuerzo de la contratación legal, el fortalecimiento de los servicios públicos de empleo y el refuerzo del sistema educativo.

Así, apostó por reforzar los instrumentos del Estado al servicio de la cohesión, pricipalmente, garantizando la suficiencia fisal del Estado, ya que, en su opinión, dispone de una escaso margen presupuestario del 15% del gasto público.

Además, el secretario general de CC.OO. instó a avanzar en la corresponsabilidad fiscal de las administraciones públicas en sus decisiones de gasto y exigió al Gobierno central liderazgo para coordinar estas administraciones.

Por último, Fidalgo reclamó para las fuerzas sindicales un papel más activo, hasta el punto de "aspirar a co-gobernar" la economía. "No es que queramos ser más que un sindicato, es que en las sociedades abiertas debemos mirar fuera de la fábrica para tomar nuestras decisiones en la fábrica", aseveró al respecto.

CAMPOS BÁSICOS DE REFLEXIÓN.

Por último, Fidalgo desgranó algunos de los "campos básicos" que, a su juicio, deberían ser objeto de "reflexión", "consenso" y "acción" a lo largo de los próximos años. En primer lugar, citó aspectos relacionados con la población, como la necesidad de dar entrada a la inmigración "asumible".

En este punto, se refirió también a la necesidad de desarrollar el sistema de dependencia, del que dijo que es un "yacimiento de empleo". Además, hizo hincapié en "seguir cuidando el sistema público de pensiones", mediante "chequeos periódicos", a la vista de la prolongación de la longevidad.

En el capítulo de la educación, el secretario general de CC.OO. dejó clara su "preocupación", por lo que pidió un incremento de los recursos destinados a este ámbito y descartó nuevas reformas legales. "No creemos necesarias más reformas legales. Creemos en la coordinación de las administraciones", precisó.

Finalmente, Fidalgo aseguró que "es difícil evitar el debate" energético y, más aún, llamó a decidir sobre la apuesta o no por la energía nuclear, teniendo en cuenta que la inversión que debería destinarse supondrá un compromiso a largo plazo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies