Economía.- El PSOE cree que la opinión de Bruselas contra sus medidas por el empleo fue "provocada de forma interesada"

 

Economía.- El PSOE cree que la opinión de Bruselas contra sus medidas por el empleo fue "provocada de forma interesada"

Soraya Rodríguez
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 16:25:56 CET

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, cree que la respuesta que este lunes se dio desde Bruselas a la propuesta socialista por la creación de empleo, prácticamente cuando el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, aún no había terminado de presentarla, "no fue muy espontánea" sino que más bien fue "provocada de forma interesada desde España".

Así lo ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde ha recordado las principales propuestas incluidas en el documento, que tiene como columna vertebral el uso de los 60.000 millones de euros del rescate financiero que aún no han sido utilizados para "recapitalizar de forma preventiva" a las entidades, condicionando estas inyecciones de fondos a que se usen para financiar la economía real y reestructurar las deudas hipotecarias de las familias.

"Sinceramente, ese comunicado de Bruselas creo que no fue muy espontáneo, que fue un poco provocado de forma interesada desde España por alguien que, de forma también muy irresponsable, sin leer la propuesta, se pronunciaba sobre ella", ha dicho la diputada, matizando poco después que no cree que haya habido presiones del Gobierno a la Comisión Europea (CE) sino que más bien "las respuestas dependen de cómo se preguntan las cosas".

En este sentido, ha reconocido que le "sorprende" que se publiquen informaciones de "fuentes de Bruselas cuando aún se está presentando la propuesta". "Es un poco raro, sorprende que mientras Rubalcaba presenta una apuesta llegue un portavoz desconocido diciendo que no se puede. Todo depende de qué le preguntaron, porque nosotros no se lo preguntamos", ha apostillado Rodríguez.

SÍ SE PUEDE

La portavoz parlamentaria ha insistido a renglón seguido en que la idea de su partido es "una recapitalización preventiva condicionada" para los bancos, algo que "ya debería haberse contenido" en las exigencias para recibir los primeros 40.000 millones de euros que se plasmaron en el Memorándum de Entendimiento (MoU).

"¿Tan difícil es establecer unas condicionalidades para que ese rescate que pagan todos los españoles también les llegue a ellos? ¿Alguien puede entender que si el dinero que reciben los bancos con cargo a todos los españoles se queda en los balances de los bancos y no llega a las familias eso sí vale, es legal, pero si lo condicionamos a objetivos sociales y económicos para que llegue a la gente entonces es ilegal? Pues ¿qué MoU han firmado ustedes, por favor!", se ha preguntado.

Del mismo modo ha defendido la idea de sacar del cómputo del déficit las inversiones que se hagan en sanidad, educación e I+D+i como principales motores de la recuperación económica, preguntándose "por qué determinadas inversiones que estimulan la economía no pueden salir del déficit pero sí se pueden sacar las ayudas a los bancos". "¿Qué clase de integrismo económico funciona por los pasillos de Bruselas para que simplemente nos digan 'no' sin discutir?", ha añadido.

Así, Rodríguez ha insistido en que las propuestas socialistas "son posibles" y que "si no se hacen es porque no se quiere, pero no se puede decir que no se pueda". En este punto, ha recordado que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI), parte de la troika que firmó el MoU, ha propuesto "esto exactamente" y que parte de las medidas se están aplicando en países como Estados Unidos o fueron utilizadas en el pasado por estados "a los que mira todo el rato el Gobierno", como Alemania.

No obstante, ha reconocido que para poder disponer de esos 60.000 millones de euros aún no utilizados el Gobierno tendrá que "ir a pedirlos y a defender para qué se quieren, cómo se quieren y en qué condiciones". Así, ha recordado que el pasado año el presidente Mariano Rajoy afirmó que a él "no le había presionado nadie sino que el único que presionaba era él". "Bueno, pues hombre, vete y presiona ahora. Puesto que tú eres el que presiona, presiona para esto", le ha instado la diputada.

HACE FALTA UN PACTO

Y es que, según ha dicho, los socialistas ya están defendiendo estos temas en los ámbitos en los que el PSOE tiene "capacidad e influencia", pero al final es el Gobierno el que debe acudir a las reuniones oficiales en Bruselas para conseguir los objetivos. "Pero su posición es muy diferente cuando llega arropado por un gran acuerdo, cuando va con una posición de todo el país", ha apostillado, pidiendo al Ejecutivo que supere la "tentación que siempre tiene de esconderse detrás de Bruselas" en lugar de valorar las ideas del PSOE porque "saben que son posibles y muy demandas por la sociedad".

En este punto, la portavoz del PSOE se ha reiterado en la idea de que hace falta una "gran concertación nacional para generar crecimiento económico y poder luchar de forma efectiva contra el paro" con el concurso de todas las fuerzas sociales, políticas y económicas, y ha pedido a los 'populares' que no caigan en conductas "prepotentes o arrogantes" porque "con la situación actual no se puede rechazar ninguna propuesta concreta ni oferta de diálogo".

"Es el momento de escuchar, de atender, de leer, de reflexionar sobre las propuestas que le llegan al Gobierno. Para nosotros es el momento de dialogar y llegar a consensos", ha dicho, emplazando al Ejecutivo a darse cuenta de que "sus políticas no van a dar ningún fruto" y que "hay otra forma de cambiar la situación".

Por eso, no es de recibo que frente al ofrecimiento de diálogo el Gobierno responda condicionando el acuerdo a que la oposición apoye sus reformas. "Hombre, un acuerdo significa dialogar, discutir, consensuar. El acuerdo es para diseñar entre todos una política que realmente sirva para cambiar la deriva de este país. Lo otro es pedir un apoyo para seguir haciendo lo mismo, y nosotros planteamos un acuerdo para hacer cosas diferentes", ha replicado la socialista.

En cualquier caso, también ha recordado que sus ideas no son "la panacea ni una varita mágica que nadie tiene". "El gran acuerdo no significa la salida inmediata de la crisis, pero desde luego estamos absolutamente convencidos de que esta gran concertación nacional es absolutamente necesaria para comenzar el camino de la salida y, lo más importante, del cómo salimos sin dejar a nadie atrás, en la cuneta", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies