El Gobierno propone a agentes sociales que acuerden en cada sector formaciones certificables específicas

Rueda de prensa de Fátima Báñez tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Publicado 26/02/2018 13:29:03CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado que el Gobierno ha planteado en la mesa del diálogo social que las organizaciones sindicales y la patronal, en el ámbito sectorial de los convenios colectivos, analicen cuáles son los ámbitos que necesitan de formación específica en cada sector y se cree una formación certificable para cada uno de ellos.

"Hemos puesto sobre la mesa que sea posible una formación certificable que se decida en el ámbito sectorial de los convenios colectivos, que podrá ser una oportunidad para la formación en competencias digitales o alta tecnificación y por la que se podrá establecer un contrato de formación y aprendizaje en este ámbito", ha afirmado la ministra durante su intervención en la presentación del 'Informe anual de Empleo en las Pymes' realizado por Cepyme y Randstad Research.

En concreto, el Gobierno ha propuesto en la mesa de diálogo social que los interlocutores sociales puedan mejorar el contrato para la formación y el aprendizaje habilitando que no sólo se obtenga un certificado de profesionalidad en general, sino que se obtenga una formación específica identificada, acorde a las necesidades de cada ámbito o sector.

Así, la idea del Gobierno es que, además de las certificaciones profesionales que ya existen, se tengan en cuenta las necesidades que detecten en cada sector para crear certificaciones adaptadas.

En la actualidad, en España existen certificaciones profesionales que proceden del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y certificados de Formación Profesional que acredita el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

La iniciativa presentada por la ministra este lunes sería otra rama de certificación profesional más adaptada a las nuevas realidades y necesidades que surgen en el mercado.

Durante su intervención, Báñez ha afirmado que los nuevos desafíos son "una nueva oportunidad", ya que por cada dos empleos que desaparecerán, aparecerán cinco en la economía digital.

Asimismo, ha apostillado que la formación permanente de los trabajadores es fundamental y ha agradecido que las empresas vean este aspecto como algo clave, porque "ahí, de verdad, van a estar las oportunidades de futuro".

Para la ministra, el contrato de formación es una manera para que los jóvenes menores de 30 años puedan formarse y ha sido "capital" para la recuperación de más de 600.000 empleos entre los jóvenes.